Cuarto galardón consecutivo para Salvador Pérez

Roger Ortiz / Foto: Archivo |

El venezolano de los Reales de Kansas City, Salvador Pérez, se llevó su cuarto Guante de Oro consecutivo en la Liga Americana tras volver a destacar en la temporada 2016 de las Grandes Ligas.

Pérez logró ser el mejor de la posición al desempeñarse en 128 compromisos detrás del plato y apenas cometió cuatro errores. El criollo tuvo un porcentaje de fildeo .996 para igualar su mejor average conseguido el año anterior en su carrera de seis campañas.

En el 2015, el criollo dejó el mismo average, pero en esa oportunidad estuvo detrás del plato en 137 cotejos como titular. La racha inició en 2013 para el careta de los Tiburones de La Guaira en la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (LVBP). Ese año jugó 126 cotejos como titular y culminó con .993 al realizar siete pecados. Mientras, al año siguiente logró un porcentaje de .992 al estar detrás del plato 143 desafíos e incurrió en cinco errores. El carabobeño, de 26 años, es el  segundo careta en ganar cuatro Guantes de Oro consecutivos después de hacerlo Iván Rodríguez (Puerto Rico).

El jugador estuvo lesionado en 2016 pero aún así jugó más de la mitad de los duelos realizados de su club los Reales de Kansas City. Indudablemente, el pelotero nacional es una de las figuras preponderantes en la Gran Carpa. Pérez compitió contra James McCann (Tigres de Detroit) y su compatriota Carlos Pérez (Angelinos).

 

Inciarte con su primer premio

El jardinero marabino de los Bravos de Atlanta, Ender Inciarte, se llevó su primer premio al Guante de Oro en la Liga Nacional. Inciarte fue el mejor jardinero central del viejo circuito tras cumplir con un excelente desempeño. El guardabosque, de 26 años, que jugó su primera zafra con los Bravos tras llegar en cambio desde los Cascabeles de Arizona, estuvo en 113 choques como el titular de la posición.

Inciarte cometió tres pecados y realizó 12 asistencias. El porcentaje de fildeo fue de .991 que le valió para quedarse con la importante distinción. “Ahora sí puedo decir que soy Guante de Oro. Se siente muy bien decirle a mi familia que es un sueño cumplido”, dijo Ender Inciarte al periodista Augusto Cárdenas. “Mi mamá también ha sido clave en este éxito. También mi hermano. Estoy agradecido, porque tengo la mejor familia del mundo”.

Inciarte realizó durante la temporada una gran jugada defensiva ante los Mets de Nueva York. Yoenis Céspedes conectó un batazo que era cuadrangular, con dos a bordo en el noveno capítulo y el juego 4-3 a favor de Atlanta, pero apareció el guante del venezolano para decapitar el jonrón. “Esa jugada, sin duda, me dio el Guante de Oro. Es la mejor jugada que he hecho en mi vida”.

Es la primera ocasión que un patrullero central de los Bravos gana el galardón desde Andruw Jones en 2007. Jones, curazoleño y estrella por muchos años del club, obtuvo 10 Guantes de Oro en fila. Entre los candidatos, estaba el también venezolano Odúbel Herrera, de los Filis de Filadelfia. Además del veloz Billy Hamilton, de los Rojos de Cincinnati.

En otras notas, otro que se llevó el Guante de Oro pero en la Liga de Japón, fue José Celestino López, exjugador de los Cardenales de Lara. López se lo acreditó como inicialista. El toletero, de 29 años, jugó con el club de las Estrellas de DeNa. Es el tercer latinoamericano en quedarse con el premio.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios