Ruge la artillería cardenalera, por Alfonso Saer

Alfonso Saer | Foto: Luis Salazar |

Un misil de Jesús Montero hacia su banda contraria desequilibró un gran juego de pelota dominado hasta el séptimo por los lanzadores abridores. Una recta, primer pitcheo de Amalio Díaz, pasó relampagueante por el center-right en lo que fue el primer grand slam en Venezuela para el carabobeño. Poco antes, Juniel Querecuto había roto la paridad en blanco con sacrifly que engomó a Ericson Leonora.

Jairo Pérez peleó un importante boleto y apareció el forzudo designado con el toletazo en mención. Montero liga para .533 y ocho empujadas en la semana que corre. En efecto, hasta ese séptimo tramo sortario para Lara en esta temporada, el partido fue un espectáculo montado por los pitchers. Cardenales sumó cuatro dobletes y no pudo anotarle a un difícil Mitch Lively, capaz de salir airoso en cuatro situaciones complicadas.

En la otra escuadra Jorge Martínez andaba imponente. Le pegaron tres hits en seis y dos tercios, en los cuales la curva y la slider hicieron estragos. Nadie le llegó a tercera y Dorante se lo llevó por la acumulación de pitcheos cuando García ligó sencillo con dos outs en el séptimo referido. El partido entró en manos de los relevistas y los tres que utilizó Carlos García no pudieron detener a los larenses.

Querecuto rompió la estrategia cuando le llamaron un zurdo y elevó fuerte a la derecha con las bases llenas. Inmediatamente después del pase gratis a Pérez, sobrevino la línea de Montero a unos 410 pies. A pesar de la diferencia el cierre no estuvo exento de inquietudes. Magallanes le llenó las bases sin outs a Dayán Díaz, pero el colombiano logró ponchar en tres y dos a Tábata con una recta a la esquina de afuera, y le sacó una rolata para doble play a Josmil Pinto.

Dorante movió el lineup, sentó a Rivero, regresó a Escobar y tiene fijó a Montero en la cuarta casilla de la alineación. El pitcheo solo necesita de esos aportes ofensivos para continuar siendo el más efectivo en cuanto a los abridores se refiere. Importante cargas de energías estos tres triunfos al hilo porque Cardenales inicia hoy en Caracas una gira de cinco encuentros que terminará en Margarita. La artillería comienza a dar los dividendos esperados.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios