Rosberg se une a la galería de campeones

AFP | AP |

El alemán Nico Rosberg se proclamó campeón del mundo de Fórmula 1 al finalizar segundo el Gran Premio de Abu Dabi, última prueba de la temporada, que ganó su compañero de Mercedes, el británico Lewis Hamilton.

Rosberg, campeón del mundo por primera vez, iguala a su padre Keke, coronado en 1982. Es la segunda vez que un padre y un hijo conquistan la Fórmula 1. Los primeros fueron los británicos Graham y Damon Hill.

Sucede en el palmarés a Hamilton, campeón en 2014 y 2015. Precisamente con su compañero y amigo de infancia cuando eran estrellas del karting Rosberg se jugaba el título.

El alemán de 31 años fue capaz de aguantar el tipo en unas últimas vueltas de infarto en las que el alemán Sebastian Vettel (Ferrari) y el holandés Max Verstappen (Red Bull), tercero y cuarto al final de la carrera, amenazaron con adelantarlo y dar al traste con sus ambiciones.

Si hubiera sido cuarto con Hamilton ganando la carrera, el británico se habría llevado su tercer Mundial consecutivo. La última vuelta de Hamilton fue 9 segundos más lenta que su pole position del sábado, en una maniobra que buscó facilitar el adelantamiento a Rosberg. El inglés ingnoró en dos ocasiones las instrucciones de equipo para que aumentara la velocidad, propiciando un final no apto para cardiacos. Finalmente Rosberg no sucumbió a los nervios y entró primero.

Con el sol cayendo al final de un caluroso y seco día en el circuito de Yas Marina, Hamilton había protagonizado una perfecta salida, con Rosberg y Vettel por detrás, mientras que Vettel venía con fuerza.

Con 10 vueltas para finalizar era obvio que por una vez a Hamilton no le interesaba correr. Los cuatro primeros estaban muy comprimidos y el inglés esperaba el error de Rosberg para lograr su tercera corona consecutiva.

En la vuelta 51 Vettel pasó a Verstappen con un movimiento audaz y aumentó la presión, pero Rosberg sobrevivió y por fin levantó el título mundial.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios