FOTOS Desalojan familias en Río Claro

Marlyn Silva | Edickson Durán |

Como  acción preventiva el cuerpo de bomberos del municipio Iribarren intervino en el desalojo de más de 20 familias residenciadas en los sectores Tierra de Tinta y Brisas del Río de la población Río Claro, debido a las abundantes lluvias caídas ayer desde la 01 de la tarde.

Lo torrencial de las  precipitaciones produjo el desborde de  la quebrada  Tierra de Tinta, pese a que en marzo de este año se  ejecutaron  labores de limpieza y canalización. El agua se internó en algunas de las viviendas que se yerguen a pocos metros del canal e hizo de las calles trechos enlodados.

Familias como la de Marilin Flores perdieron parte de las siembras de  aguacate y cambur porque la fuerza de la corriente arrasó  lo más próximo a la orilla. Rodrigo  Rodríguez sufrió las consecuencias de haber construido el baño de su casa a pocos pasos  del río El Plan, pues  la corriente derrumbó los bloques dejando inservible la sala sanitaria utilizada  por  10 personas.

Los daños no fueron mayores porque los habitantes, al ver el crecimiento inusual de la quebrada se alarmaron y actuaron con celeridad, ayudándose unos a otros para ubicar en un lugar  medianamente  seguro las  pertenencias de las familias  más vulnerables.

Marielby  Linarez fue una de las pobladoras que  pudo evitar quedar  completamente damnificada. Ella  vive desde hace dos años a un lado de la quebrada  Tierra  de Tinta y, ayer,  pudo  sacar  el mobiliario más importante y la ropa antes de que el agua los  empapara.

Como  Linarez  varias mujeres apilaron los objetos cerca de las puertas de las casas para evitar que  la humedad  los dañara.

Ninguno de los lugareños  que  chapoteaban  en los pozos y el fango de las calles recordaba un aguacero de tanta  intensidad como el de este  miércoles o por lo menos  no en  las últimas décadas.  Eddy Escalona, un nativo de la zona de 63 años de edad,  recordó  que hace  30 años  la naturaleza se impuso de similar modo al de esta vez, pero  en aquel tiempo Tierra de  Tinta y sectores cercanos  no eran más  que tierras tapizadas de siembras de repollo y tomate.  De modo que ninguna  persona sufrió, salvo  los agricultores.

Por Tierra de Tinta  surca un río (El Plan), la quebrada homónima del sector y  la de Guayamure, tal como  lo enumeró la  jefa  civil de la parroquia  Juares, Marbella Falcón. Pese al riesgo de levantar  una casa a la vera de estos canales, varias personas lo han hecho aun cuando  las autoridades  han  difundido advertencias. Los  ocupantes están  conscientes, como  lo reconoció  Rodríguez,  pero construir  con  el río de fondo es la única elección de muchos  cuando se trata de buscar un techo para vivir o sobrevivir.

Por el desbordamiento de la quebrada también se agrietó el puente  que comunica a La Palomera  con  La Esperanza. Por el temor de que se derrumbara los vecinos se ocuparon, en la medida de sus posibilidades, de limitar el paso de vehículos.

 

Ceden espacios

Dada  la  persistencia de la lluvia durante cuatro horas continuas,  uno de los pobladores de Río Claro  puso a disposición de los afectados  un galpón para que pasaran la noche.

Se unió a la  causa solidaria  la Zona  Educativa al autorizar la apertura de la escuela  Juan  Pablo II  y del liceo Antonio  Álamo  para dar hospedaje temporal.  En total,  16  familias de  Brisas del Río albergó  la escuela; y  13 de Tierra de Tinta, la institución de educación secundaria.

Hasta  la tarde no  habían  sido  suspendidas  las clases, informó  la supervisora  territorial Vicramar Pérez.

No obstante, para  poder  recibir a las familias,  los alumnos de primaria tendrán clases  medio turno  hoy.  Esta  decisión se mantendría si no aumentaba  la cantidad de familias vulnerables.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios