Continúa rehabilitación del viejo Terminal de Pasajeros

Hugo J. Boscán | Fotos: Karen Paradas |
ENTRADA DEL TERMINAL 07122016 FOTO: KAREN PARADAS

Barquisimeto deberá seguir dependiendo durante otros años del viejo Terminal de Pasajeros de la avenida Rómulo Gallegos, de allí los trabajos que desde hace algunos días está llevando a cabo la alcaldía de Iribarren a través de algunos de sus organismos.

La directora de la AMTT, Carolina Espina y el del instituto, Luis Valencia, ofrecieron este miércoles una conferencia de prensa en la que dieron detalles de lo que se ha hecho y lo que se tiene proyectado.

La arquitecto enfatizó en que el terminal no es sólo el sector donde se movilizan unidades y pasajeros sino todo su entorno, por eso la necesidad de trabajar de manera conjunta con los nueve consejos comunales del sector, comerciantes, transportistas y autoridades.

Sobre el cambio en los accesos y salidas de las unidades, dijo que se mantiene en pie el proyecto de cambiar los ingresos por la calle 42 y la salida por la 45.

Valencia intervino también para descartar congestionamiento automotor en la carrera 24 y la avenida Rómulo Gallegos con el cambio,  pues se reglamentará el desplazamiento automotor en el interior de las instalaciones.

Dijo que ya se ha llegado a acuerdos con los sectores involucrados y la prueba que se realizó esta semana con el cambio de ingreso y salida de las unidades demostró que es positivo y que no originará congestionamiento automotor en el corredor vial de la carrera 24, que continuará en sentido este-oeste, y por ello en el curso de los próximos días entrará en vigencia.

Los dos funcionarios coincidieron al referirse en lo positivo de las nuevas medidas que se están aplicando allí, entre las que están prohibición de permanencia de personas entre las 11 de la noche y 4 de la mañana, así como la presencia de vendedores o puestos en los andenes pues estos deben permanecer completamente libres para los usuarios.

La directora de la AMTT recordó que el terminal local tiene más de 50 años en operatividad. “El terminal ha estado colapsado últimamente, sin ninguna mejora durante muchos años y, por lo tanto, eran necesarios estos trabajos. Además, está prevista para el año próximo la habilitación de una sala de espera para los viajeros, así como el funcionamiento de las cámaras de seguridad, que ya están instaladas, y reforzar la vigilancia interna”, afirmó.

La arquitecto Espina también anunció medidas para eliminar terminales paralelos en las inmediaciones, los cuales al carecer de regulaciones, entorpecen el normal desarrollo del tránsito en la zona.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios