FOTOS: Pasa por cambio de Gobierno el éxito de la Zona Industrial de Palavecino #Especial

José Manuel Zaa | Jairo Nieto |

Si en algo coinciden especialistas en planificación urbana, es en que el municipio Palavecino tiene gran potencial de crecimiento. Es por ello que, desde hace un tiempo, las autoridades municipales empezaron a hablar de proyectos de gran envergadura que persiguen la consolidación de Cabudare como una ciudad más independiente.

Entre ellos, destacan la posible construcción de una circunvalación sur-este, la conversión del ambulatorio Don Felipe Ponte en un hospital y, uno de los más sonados, el desarrollo de la Zona Industrial.

Desde hace aproximadamente 20 años, el Plan de Desarrollo Urbano Local (PDUL) palavecinense contempla unas 32 hectáreas de uso industrial en La Montaña, sector cercano al Barquisimeto Golf Club; no obstante, fue hasta hace dos años que las autoridades locales empezaron a trabajar en función de sacarle provecho a dicho terreno.

Allí se tiene previsto arraigar “una gran Zona Industrial” y para ello, informaron propulsores del proyecto, se han llevado a cabo negociaciones que han terminado en convenios con empresas públicas y privadas.

La consolidación de este proyecto, que inicialmente contempla 42 galpones industriales, una acería, un puerto seco, la instalación de la Compañía Anónima Venezolana de Industrias Militares (Cavim), una planta de gas vehicular de Pdvsa y la termoeléctrica ya instalada, generaría aproximadamente 5 mil empleos, según afirmó el presidente del Concejo Municipal de Palavecino (CMP) y uno de los promotores del plan, Freddy Pérez.

Sin embargo, el afianzamiento de este planteamiento, a su juicio, deberá tomar dos años como mínimo. Pero también, por la incertidumbre en materia económica venezolana, el tiempo pudiera extenderse.

“Aunque la situación país ha sido un límite permanente, es decir, la misma crisis económica conllevó a que exista una resistencia a la inversión, vamos a tener un impacto económico y social bastante grande y positivo en la región centroccidental y la región llanera”, sentenció Pérez, al mismo tiempo en el que informó que el más beneficiado será el municipio.

En el levantamiento de la Zona Industrial de Palavecino se encuentran involucrados, por ahora, Metroacero como iniciativa privada y el Gobierno nacional, representado por el Instituto de Ferrocarriles del Estado (Ife), Cavim, Pdvsa y Corpoelec. Además se ha inmiscuido la Guardia Nacional Bolivariana para que resguarde y haga vida en el sector.

“Al conocer sobre el proyecto, paralelamente, han comenzado a construir otros galpones en los alrededores, lo que convierte este sitio en un polo de crecimiento económico bastante significativo”, resaltó.

 

Puerto seco con zona franca

En el espacio territorial donde será ubicada la zona productora, que estaba siendo invadido y utilizado como vertedero de basura, se aprecia movimiento de tierra y la instalación de unos rieles que, en un tramo, atraviesan la vía pública.

Esta red ferroviaria responde a la construcción de un puerto seco, el cual, de concretarse, sería el primero en todo el interior del país.

Desde este, aseguró el concejal Pérez, los empresarios tendrán la posibilidad de exportar e importar libremente en una zona franca que producirá mayor motivación a la inversión, además de traducirse en una generadora de impuestos para el municipio.

Las mercancías podrían liquidarse en Cabudare, pues la mercancía que llegue a Puerto Cabello será trasladada en tren hasta La Montaña, lugar en el que se dará apertura a los contenedores.

“A partir de enero del 2017 Cavim y el Ife tienen planificado traer las primeras cargas para el puerto seco. Ya hicimos las primeras pruebas y fueron satisfactorias (…) Vamos a tener unos ingresos económicos a partir del año que viene bastantes significativos que van a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos”.

 

Compromisos con las comunidades

“Además de que será beneficioso desde el punto de vista de empleos e ingresos para las arcas municipales, también le solicitamos a las empresas que hagan obras que mejoren la calidad de vida del entorno en el que estará la Zona Industrial”, sentenció el presidente del CMP a EL IMPULSO.

Esto, luego de develar que dentro de los acuerdos para la compra y venta de los terrenos, las compañías adquirieron el compromiso de ejecutar al menos seis obras importantes en beneficio de Cabudare.

Entre ellas resaltan el equipamiento y puesta en funcionamiento de un nuevo Cuerpo de Bomberos del municipio Palavecino, construcción de campos de beisbol y fútbol en el sector La Montaña, así como la habilitación de un pozo de agua para la zona industrial y las comunidades aledañas y ampliación de la carretera La Montaña-El Palaciero.

Asimismo, a cambio de una parcela (actualmente está un puesto) en la que edificaran un comando con 600 militares, la GNB deberá desarrollar una escuela técnica comunitaria.

“No ha sido fácil la negociación porque la variable político-partidista de alguna manera influye, y entonces te dicen que cómo es eso que el Gobierno nacional y la Alcaldía de Palavecino trabajan juntos (…) Nosotros solo estamos pensando en lo que deberían pensar todos, en el desarrollo del país”, concluyó Pérez.

 

Actividad industrial proliferará solo con el cambio de modelo

Para el presidente de la Cámara de de Industriales del estado Lara (Ciel), Giorgio Reni, la Zona Industrial de Palavecino se concibe como una idea muy interesante, pero sostiene que, con el modelo económico actual, será imposible que tenga los resultados que se esperan. Tanto él como otros directivos de Ciel han sido consultados por los concejales y el alcalde.

“Nos parece una buena e interesante iniciativa, sobre todo para estar preparados para cuando podamos tener una apertura económica real y operativa en un futuro cercano si Dios quiere”.

Afirma que la posibilidad de tener operativo un puerto seco en Cabudare resulta prometedor; no obstante, en estos momentos la importación y exportación “es más un deseo que una realidad”, pues no hay producción, ni divisas.

En cuanto al tiempo de consolidación de esta zona, Reni cree que este va a depender de la reactivación de la economía criolla, la cual no se pondrá en marcha hasta que exista un cambio en el rumbo de la política gubernamental.

“A lo que se cambie el direccionamiento de las políticas económicas, que no creo que lo haga este Gobierno, pero sí uno próximo, la oportunidades en Venezuela van a ser enormes y se necesita una infraestructura preparada para ello”.

Asimismo, se muestra preocupado, pues los industriales larenses están migrando a ciudades como Yaritagua, Chivacoa y Urachiche, en donde les ofrecen terrenos con facilidades de compra.

En este sentido, aclara que por los momentos no hay voluntad de afiliados a Ciel de instalarse en la Zona Industrial de Palavecino, pero recalca que “toda iniciativa que sea dirigida a la búsqueda de crecimiento es buena y si es organiza como la tienen ellos (autoridades de Palavecino), por supuesto que es mucho mejor. Las cosas planificadas así, son las que se necesitan en este país”.

 

Ecoparques

El presidente del CMP, agregó que en La Montaña, cercano a la Zona Industrial, existen tres lotes de terreno que aparecen denominados en el PDUL como ecoparques.

Estos son protegidos por la municipalidad para evitar cualquier tipo de ecocidio; no obstante, las empresas han solicitado en comodato esos espacios con el fin de secarles      provecho.

“Si tú me preguntas si el municipio puede mantener esos espacios, pues operativamente no nos da para mantenerlos”, dijo.

Es por ello, según acotó Pérez, que Palavecino cederá los tres ecoparques a la empresa privada para que los mantenga y vele por ellos.

Estos, en total, sumarían aproximadamente 30 mil metros cuadrados.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios