Designación de rectores por parte del TSJ es un peligro para la democracia

Juan Carlos Salas | Foto: Archivo |

La designación de los rectores del Consejo Nacional Electoral, por parte de los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia, es un peligro para la democracia de nuestro país e inclusive vulnera la voluntad popular, ya que los responsables para la designación debían ser los diputados de la Asamblea Nacional.

Así lo manifestó Ana Paula Diniz, quien fue postulada para la vacante rectoral del poder electoral por la Asociación Venezolana de Rectores Universitarios (AVERU), la Universidad de Carabobo (UC), Universidad de Los Andes y por la Universidad Pedagógica Experimental Libertador (UPEL).

La abogada calificó como una “imposición” la decisión tomada por el máximo tribunal del país, que ratificó a Socorro Hernández y Tania D´Amelio, para que permanezcan en las rectorías del poder electoral, durante un período de 7 años.

“Esta sentencia viola la Constitución y la Ley del Poder Electoral, que establece que la designación de los rectores del CNE es competencia exclusiva y absoluta de la Asamblea Nacional”, sentenció.

Indicó además que es sumamente grave que los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia, hayan desechado la lista de postulados realizada de manera transparente por el comité de postulaciones electorales.

“En 2014 la Sala Constitucional le solicitó a la AN la lista de los postulados, que fueron algo más de 30, y de esa lista se designaron a las rectoras y al rector. Ahora es más grave porque las designan prácticamente a dedo, simplemente ratificándolas en sus cargos sobre la base de su postulación la vez pasada. En este caso están obviando el comité de postulaciones. Para ellos es nulo la actuación de la AN”, precisó.

Omisión legislativa

Insistió que la designación “es algo inédito en el país, porque en el 2014, cuando hubo omisión legislativa porque no pudieron ponerse de acuerdo, por lo menos se respetó el proceso realizado por el comité de postulaciones. Ahora ni eso”, insistió.

Por otra parte, Diniz criticó que el Poder Ciudadano no realizara ningún tipo de postulación, por lo que incurrió en una clara “omisión”, lo que violenta lo establecido en la Constitución y la Ley Orgánica del Poder Electoral.

“¿Qué debe hacer una Sala Constitucional en un estado de Derecho, donde haya división de poderes? Instar al Poder Ciudadano para que presente sus candidatos al comité de postulaciones de la AN, como lo establece la ley y la Constitución”, sentenció. Ante la decisión del Tribunal Supremo de Justicia, opinó que el Poder Legislativo Nacional debe continuar el proceso y designar a los rectores que deben sustituir a D´Amelio y a Hernández, aunque esto represente un nuevo capítulo en el conflicto de poderes que se vive en el país.

“La AN debe hacerlo porque es a la que le corresponde designar a los rectores del CNE. No puede ceder ese poder, porque además no es competencia de la Sala Constitucional del TSJ”, señaló.

Finalmente la también docente universitaria, insistió que “esto es sumamente grave, y no lo digo desde el punto de vista político. Hablo desde el punto de vista constitucional y legal, porque sienta un antecedente gravísimo para la democracia venezolana”.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios