Parrandón navideño para despedir el 2016

Yandribeth Medina Gutiérrez | Fotos: Juan Brito |

Como parte de sus tradiciones, desde hace cinco años el Colegio Don Quijote ubicado al este de la ciudad, realizó el día de ayer su parrandón navideño para cerrar las actividades escolares por el fin de año.

Desde las 8:30 a.m. hasta pasadas las 12:00 m. en la sede de Apucla del municipio Palavecino, alrededor de unos 250 niños que se encuentran inscritos en la institución se reunieron con sus familiares, el personal que labora en la misma y la directiva, con la intención de pasar una mañana diferente donde se rescataran los valores y se recuerde lo importante de las fiestas navideñas.

“Estamos acá el día de hoy (ayer) para fortalecer los lazos de unión que tanto nos identifican como institución, no solo nosotros como docentes y parte de quienes hacemos el trabajo cada día, sino los padres y representantes de cada uno de los niños que tenemos en el colegio, además de los abuelitos,  hermanitos, tíos y demás, somos una gran familia, y es importante hacer este tipo de actividades a pesar de la difícil situación que se vive en el país, pero recordar que una de las cosas que tiene mayor valor en estas fechas es el nacimiento del Niño Jesús”, expresó Rosana Pereira, directora de la institución, la cual recibe a pequeños desde el primer año de edad hasta que culminan su etapa de preescolar.

Fue una mañana completamente alegre, contó con la participación de un grupo musical que animó el ambiente con gaitas y melodías navideñas, además del compartir de alimentos típicos de estas fechas como hallacas, bollos, ensaladas, pan de jamón, tortas, entre otros. La cara de los niños denotaba alegría, de esta manera los directivos dieron por hecho que cumplieron con el objetivo principal.

Por otro lado, tuvieron la visita de personajes animados de la actualidad quienes le harían una entrega de obsequios a los infantes, luego de compartir un rato con ellos y tomar fotografías y realizar juegos.

Hicieron el acto simbólico de soltar globos al cielo, cada uno con un deseo o mensaje particular para este nuevo año 2017. “Nosotros anhelamos que en el corazón de las personas habite siempre la esperanza y el amor, son sentimientos que deben perdurar en el tiempo. Sigamos trabajando, esforzándonos cada día por dar lo mejor de nosotros en lo que hacemos, estamos seguros que eso traerá sus recompensas, mientras tanto, disfrutemos las oportunidades, una por una. Estos son los deseos para todos los venezolanos en este 2016”, agregó Mariela Dreyer, directora general del colegio.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios