El default diario de la familia venezolana

Rosmir Sivira | Foto: Archivo |

El actual drama económico, ha permitido que los venezolanos, cada día, conozcan de más aspectos económicos, presupuestarios y financieros. Palabras como inflación, Producto Interno Bruto (PIB) y default, ya son del manejo de los ciudadanos.

No obstante, el primero y la último de los vocablos propuestos generan zozobra y temor en las personas. La inflación es para muchos sinónimo de incremento en los precios y pérdida del poder adquisitivo y aunque se crea que el default sólo lo pueden aplicar las economías de las naciones, esta práctica, de eludir un compromiso económico, también se pone en ejercicio diariamente en los hogares criollos.

Al tratar el término, se piensa directamente en el impago de la deuda externa, lo cual genera múltiples perjuicios. No obstante, cuando un venezolano prioriza entre sus gastos y facturas, dejando de pagar algunas, también aplica un default selectivo de su presupuesto.

Al respecto fue consultado Gerardo Álvarez, economista y docente de la Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado (UCLA), quien indicó que la práctica entre venezolanos y el mismo gobierno, se ha vuelto cada vez más recurrente.

-Lo hacemos todos con nuestras finanzas particulares. Recibimos el bono vacacional y lo usamos con base en un presupuesto. Nos planificados para decidir en qué invertiremos y qué pagos postergaremos.

Es el caso de la familia que en estas navidades no realizó arreglos a su hogar o que decidió dejar para luego algunas compras por otras de mayor importancia.

Sobre las decisiones tomadas por el Gobierno, en función de pagos de deuda, Álvarez indicó: El Gobierno ha incursionado el default selectivo desde hace varios años y ha privilegiado el pago de la deuda externa. En los últimos cuatro años se han pagado Bs. 60 mil millones de dólares, para evitar embargos a activos petroleros y cuentas en el exterior, pero no se paga a proveedores del sector privado ni otros.

El economista indicó que con base al limitado recurso, el Estado “sólo han estirado la arruga”.

-Si el Gobierno llegase a impagar la deuda externa, los perjuicios serían muy superiores a los beneficios… Incluso no nos exportarían (venderían) alimentos … Al interior le deben a cada santo una vela.

Expresó que privilegiar la deuda externa, así como pagar el alquiler de una casa o el colegio de un hijo, en el caso de las familias, han sido la prioridad. Lo ideal será aplicar medidas de ajuste macroeconómico, que promuevan un incremento del PIB.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios