Alcaldía calificó de ‘satisfactoria’ visita de la Divina Pastora

Manuel Yépez | Cortesía |

Cada 14 de enero, cuando la Divina Pastora abandona su nicho y se dispone a recorrer la ciudad de Barquisimeto, las principales instituciones del gobierno regional y local desarrollan un despliegue técnico y multidisciplinario que hace posible la actividad. Por esta razón, y con el fin de presentar un balance generalizado de lo que fue la visita Nº 161 de la Excelsa Patrona de los larenses a la capital del estado, Diego Mendoza, director general de la alcaldía de Iribarren, Héctor Medina, director de la policía de Iribarren, Miguel Rojas, presidente de Imaubar y el Mayor Edinxon López Cuicas, 1er comandante del cuerpo de bomberos de Iribarren, protagonizaron -el día de ayer, 16 de enero- una rueda de prensa para explicar los pormenores de su accionar, las incidencias, los logros y los alcances que se obtuvieron en dicha actividad.

Así pues, Mendoza agradeció y felicitó a todos los organismos que coordinaron acciones en conjunto con Alerta BQTO, enfatizó que se sienten satisfechos con el trabajo realizado, y puntualizó que la procesión Nº 161 de la Divina Pastora les deja como compromisos: 1. profundizar los trabajos del paseo de la devoción para que pronto esté culminado y se convierta, de una vez y por todas, en la ruta religiosa  y referencial más importante del país. 2. concienciar y reflexionar en torno a los ataques que sufrieron las esculturas del paseo de la devoción la madrugada del 13 de enero y 3. Atender con asertividad las solicitudes del pueblo de Santa Rosa para convertirlo en un espacio totalmente integrado y con menores desigualdades entre un sector y otro.

 

Kermés de celulares robados

Ahora bien, Medina indicó durante su intervención que “el robo y hurto de celulares fue el delito más reiterativo durante la procesión (…) un hecho que llevó a que por hora se registraran entre 2 a 3 denuncias en los distintos puntos de control y supervisión dispuestos por la entidad; y un total de 2 mujeres detenidas y puestas a la orden de la fiscalía municipal por parte de funcionarios adscritos a vigilancia y patrullaje que las sorprendieron de manera flagrante mientras robaban a una féminas del estado Bolívar”, explicó.

Es por ello que la entidad -y según las instrucciones de la Zona Operativa de Defensa Integral (ZODI) del estado Lara- acompañará todas las actividades de la Divina Pastora hasta su retorno a Santa Rosa en el mes de abril con 12 funcionarios motorizados y una unidad radio patrullera que permita extender la vigilancia y la seguridad de este acto de fe, puntualizó Medina.

Limpieza en tiempo record

Así mismo, Rojas hizo lo propio e informó que la jornada de limpieza y recuperación de la ciudad (después de la procesión) se alcanzó en tiempo record. Para ello -precisó- se contó con 26 cuadrillas, 995 trabajadores, equipos como moto-barredoras, aspiradoras, camiones de lavado, entre otros, que permitieron que a las 11 p.m., la ciudad estuviera limpia en su totalidad. El número  final de basura recogida se catapultó en 200 toneladas, y el programa Camina, ora y recicla (que contó con 24 puntos a lo largo y ancho del recorrido) se estima que alcanzò los 10.000 kilos de material reciclable.

Finalmente, López Cuicas precisó que durante la visita Nº 161 de la Divina Pastora se atendieron 91 emergencias en las que destacaron: pacientes con hipoglicemia (13), hipertensión arterial (10), deshidrataciòn (10), hipertensión arterial (9), desmayados (9), lipotimia (9) y extravíos (10) principalmente de niños, niñas y adolescentes que fueron devueltos a sus hogares gracias al apoyo del Consejo de protección de niños niñas y adolescentes del estado Lara.

 

Mesas de trabajo

Otro de los temas abordados durante la rueda de prensa fue  el proceso de distribución de agua por camiones cisterna. Allí, Humberto Agudo, director de la división de servicios comunitarios de la alcaldía de Iribarren, puntualizó que este apartado es una prioridad para la alcaldía en el 2017. No obstante, “a pesar de que se tiene previsto una inversión de 600 millones de bolívares para mejorar el servicio, la alcaldía no puede responder a las exigencias de ajuste de tarifa que están pidiendo los choferes de los camiones”.

La razón -explicó- es que el ascenso de las tarifas sobrepasa los 2000% y esto es imposible para la alcaldía por la realidad del país y el ajuste presupuestario que tiene la misma. Es por ello -agregó- que las mesas de trabajo que iniciaron el día de ayer entre  la alcaldía y los cisterneros, pretende llegar a un acuerdo con relación a las tarifas, puntualizar un ceso que determine cuántos camiones se encuentran operativos, mejorar las rutas y la frecuencia de las mismas y priorizar la entrega del servicio a aquellas comunidades que no posean sistema de distribución de agua potable por tuberías.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios