FOTOS: Aguas negras contaminan comunidades de Barquisimeto

Hugo J. Boscán | Fotos: Karen Paradas |

Las familias residentes en comunidades como Rómulo Betancourt, Las Nieves, Pueblo Lindo, Luis Beltrán Prieto, Cardenalito y otras, al este de la parroquia El Cují, no encuentran a cuál organismo acudir en busca de solución al grave problema de contaminación ambiental que vienen confrontando desde hace algunos años.

Sigfredo Nieves, conocido luchador social de la parroquia, explicó que el problema lo origina una tubería de acero, de 36 pulgadas, por la que circulan las aguas servidas, negras o cloacales, procedentes de El Pampero, Las Sábilas, cárcel de Uribana y numerosas urbanizaciones del norte de la ciudad, de Tamaca y El Cují.

Dijo que, por los años de servicio, la misma presenta numerosas filtraciones; las mayores y más visibles en el tramo ubicado en el llamado zanjón Leandro, que divide a la comunidad Rómulo Betancourt con Las Nieves.

“Este es un grave problema de orden sanitario y ambiental que, no sólo afecta a esas dos barriadas, sino también a otras pues esa tubería pasa por Las Veritas y llega hasta Guardagallos”.

La solución está en manos del ministerio del Ambiente, hoy de Ecosocialismo y Aguas, porque en Hidrolara argumentan no disponer de los recursos necesarios para sustituir el viejo colector por uno nuevo.

Juana Hernández, dirigente social de la urbanización Rómulo Betancourt, por su parte, afirmó que debido a los millones de litros de aguas negras que brotan de la tubería, muchas personas, especialmente niños, viven enfermos.

Igualmente denunció que en la parte baja de El Cují, algunas personas utilizan esas aguas putrefatas para regar siembras de hortalizas cuya producción es vendida y consumida, con el riesgo que ello representa para la salud.

Amílcar Véliz, otro residente del sector, se ha convertido en el “remendón” del colector pues de manera permanente tiene que estar colocándole remiendos para reducir en algo la cantidad de agua que sale por los orificios que surgen de manera permanente.

También hizo un llamado a quienes dirigen organismos como ministerio de Ecosocialismo y Aguas, de la Salud, Hidrolara, Corpolara, Saneamiento Ambiental, Contraloría Sanitaria, Defensoría del Pueblo y Consejo Legislativo para que busquen solución al problema que cada día se agrava.

Nélida Martínez, del consejo comunal de Las Nieves, se sumó al reclamo para que elaboren el proyecto de sustitución del colector a la mayor brevedad posible pues las familias no pueden seguir soportando los malos olores que emanan del río de aguas cloacales del zanjón o las charcas que allí existen permanentemente.

Reiteró la denuncia de Juana Colmenares sobre las enfermedades estomacales, pulmonares y de la piel que afectan a las personas residentes en la Rómulo Betancourt, Las Nieves y otras comunidades, originadas por el contaminado ambiente.

Otros vecinos no descartaron la posibilidad de realizar en cualquier momento una protesta pública cerrando la avenida Intercomunal hasta que en algún organismo se preocupen por la situación.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios