Iván Rodríguez exaltado al Salón de la Fama de Cooperstown

AP |

Iván Rodríguez, el líder de más juegos como receptor en la historia, se convirtió en el cuarto pelotero de Puerto Rico en ser elegido al Salón de la Fama del béisbol.

Jeff Bagwell y Tim Raines también se sumaron a la clase de 2017.

Rodríguez, quien fijó un récord con 13 Guantes de Oro a lo largo de una carrera en la que estableció como uno de los mejores catchers de todos los tiempos, ingresa a Cooperstown tras su primer año en la papeleta y se une a sus compatriotas Roberto Clemente, Orlando Cepeda y Roberto Alomar.

Con 45 años, “Pudge” Rodríguez queda como el miembro más joven del Salón de la Fama.

Bagwell recibió el mayor respaldo en la votación de la Asociación de Cronistas de Béisbol de Norteamérica (BBWAA), con el 86.2 por ciento en su séptimo año de elegibilidad, seguido por Raines con el 86 en su décimo y último intento.

Rodríguez alcanzó un 76 por  ciento al conseguir apenas cuatro votos más de los necesarios para el mínimo de 75.

Se convirtió en el jugador número 52 que logra ser elegido en el primer año. Emula a Clemente, quien fue elevado en una elección especial en 1973, tres meses después de su fallecimiento en un accidente aéreo. Emuló a Johnny Bench como los únicos receptores en ser elegidos en el primer año.

Trevor Hoffman y Vladimir Guerrero, en tanto, se quedaron fuera por muy poco. A Hoffman le faltaron cinco votos y al dominicano Guerrero, quien debutaba en el papeleta, 15.

Aunque volvieron a quedar fuera, Barry Bonds y Roger Clemens registraron un aumento significativo de votos que indica que podrían alcanzar la cifra necesaria en los próximos cinco años en los que podrán estar en consideración.

En su trayectoria de 21 años, principalmente identificado con los Rangers de Texas, Rodríguez fue seleccionado 14 veces al Juego de Estrellas, retirándose con un promedio al bate de .296 con 311 jonrones y 1.332 impulsadas.

Aunque nunca dio positivo por sustancias dopantes y su nombre no fue mencionado en el Informe Mitchell, Rodríguez quedó salpicado cuando José Canseco, su excompañero en los Rangers, aseveró en un libro publicado en 2005 que inyectó esteroides al boricua.

Cuando a Rodríguez le preguntaron en 2009 sobre si estaba en la lista de jugadores que supuestamente dieron positivo por esteroides cuando el deporte realizó un sondeo en 2003, su respuesta fue: “Eso solo lo sabe Dios”.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios