Vecinos de Palavecino exigen mejor servicio de agua potable

Lorena Quintanilla Muñoz | Fotos: Stiven Valecillos |
SITUACION DEL AGUA. 20/01/2017 FOTO: STIVEN VALECILLOS

Vecinos de las comunidades Atapaima III, Villa Esmeralda, Villas Trabsider y Las Mercedes, sostuvieron este viernes un encuentro con el concejal Daniel Orellana en el salón de sesiones de la Cámara Municipal. En la reunión también estuvo presente el ingeniero Francisco Vargas, delegado de Hidrolara para los municipios Palavecino y Simón Planas.

Como ha sido reseñado los últimos días en EL IMPULSO, la localidad hermana sufre serios problemas a propósito del déficit del vital líquido y las fallas persistentes que presenta el servicio.

Orellana, quien fue autorizado por la plenaria para desarrollar el encuentro, apuntó que desde octubre del año pasado reúnen casos de diversas comunidades a fin de presentárselos a la hidrológica, Dirección de Planificación Urbana y Consejo Local de Planificación Pública.

El concejal explicó que en el caso de Atapaima III hay 174 calles que están más cerca de la urbanización Villa Esmeralda que de la propia toma de agua y como se trata de una pendiente, las dos últimas calles de Atapaima no reciben agua. Les resultaría mucho más fácil a las casas que están en lo más alto de la pendiente recibir un poco de la sustancia para resolver el problema.

Sin embargo, hay disposición de la junta directiva de la zona para subsanar el asunto. Un total de 174 familias serían las afectadas de las 269 que hay en Atapaima III. Hay 204 familias en Villa Esmeralda, zona donde los residentes propusieron hacer una asamblea con la presencia de los técnicos de Hidrolara porque también tienen derecho al resguardo de su servicio.

En el sitio se efectuará un estudio social porque hay numerosos adultos mayores y personas con discapacidad.

Por otra parte, el edil señaló que los vecinos de la comunidad Villa Trabsider plantearon que la zona se surte de un acueducto rural, que no pertenece a los pozos que están conectados bien sea a la estación de El Carabalí o El Recreo.

-El problema de aquí es que por ser una zona rural se sacaron dos pozos de servicio a final de 2016 lo que generó la crisis por el agua. Esos pozos se están activando el día de hoy (ayer). Realizaremos un proceso de contraloría vecinal para ver si la condición es similar a la de octubre.

Para Villa Trabsider se aclaró que existe un proyecto en la zona de La Montaña, es decir, un pozo que ya está perforado pero hace falta adecuarlo, lo que se traduce en más de 40 millones de bolívares, inversión que se comenzará a tramitar vía alcaldía o vía gabinete económico del Ejecutivo regional porque así no solo se resolvería el caso de Villa Trabsider sino que además solucionaría el desabastecimiento de agua en Hatillo Country, Santa Eduviges y Los Mangos.

Finalmente, vecinos de Las Mercedes recordaron que el año 2005 se instalaron unas válvulas que Hidrolara califica como cortina a fin de quitar la presión en una parte de la urbanización y darle a otra.

-Pero de eso no existen planos ni se conoce la ubicación real de esa cortina. Hidrolara va a ubicar un detector de metales para hacer un recorrido por el sector, tratar de ubicar la válvula y a partir de allí sustituir esos equipos o eliminarlos.

¿Qué pasa en La Mora?

Orellana explicó que La Mora tiene dos problemas fundamentales. Los conjuntos 411 y 412 tiene fallas desde hace mucho tiempo. Ese caso se trató en el mes de octubre. La gerencia técnica de Hidrolara se comprometió a hacer un estudio relacionado con unos pozos profundos para colocarle a esos dos conjuntos.

El edil se comprometió a ir a la comunidad de La Mora la próxima semana para verificar el estatus del proyecto.

El sector también padece debido a los dos pozos que estaban fueran de servicio pero se debería normalizar a partir de este fin de semana.

Las propuestas

Rafael Franchi, habitante de la urbanización Las Mercedes, comentó al diario que el problema del agua en la zona es de vieja data, tiene aproximadamente nueve años.
“No hay suficiente caudal de agua, por lo tanto, cuando salen tres pozos de servicio se agrava la situación”.

Para el vecino la solución es que la hidrológica reincorpore los pozos, no obstante, no sería la solución definitiva.

“Tenemos un problema en la red de distribución por lo cual Hidrolara revisará lo que ocurre con las válvulas. Al mismo tiempo, seguiremos luchando para que se aumente el caudal. Aunque se resuelva el problema de las válvulas seguiremos racionados porque no tenemos agua y eso no lo queremos”.

Indicó que la comunidad ha sugerido tres propuestas, a corto, mediano y largo plazo.
Primeramente que se solicite ante las autoridades nacionales que todos los pozos pertenecientes a las haciendas que fueron expropiadas y están fuera de servicio sean cedidos a la hidrológica para incorporarlos al acueducto de Cabudare ya que atesoran un caudal de más de 800Lts/Seg.

En segundo lugar se conoció que en el año 2011 se hizo un proyecto de perforación de cinco pozos en el acuífero de Valle Hondo y teóricamente debió estar listo en 2014, aún no está culminado, eso sería una solución a mediano plazo, siempre y cuando se consigan los recursos para la perforación.

Finalmente, la solución final sería que todo Palavecino reclame la construcción de la represa Dos Bocas que ofreció Hugo Chávez en 2005 y que doce años después solo exhibe la primera piedra que se colocó durante un rimbombante acto. Eso sería la solución definitiva para Acarigua, Araure, La Miel, Sarare, Cabudare y parte de Barquisimeto.
“Como comunidad seguiremos trabajando porque el agua es un servicio esencial para la vida. En Las Mercedes son más de 800 viviendas y aproximadamente 4.500 personas afectadas”.

Hidrolara procura soluciones

El ingeniero Francisco Vargas de la hidrológica explicó que desde mediados de diciembre han registrado diversos problemas en el campo de pozos. El sistema José Gregorio Bastidas es el que se ha visto más afectado (el sistema de El Recreo) donde tres pozos salieron de servicio y la producción cayó 50%.

-Los horarios que ya se encuentran racionados tuvimos que reducirlos aún más y la afectación fue alta. En el transcurso de esta semana incorporamos dos pozos sólo está quedando el pozo 9A fuera de servicio, que tiene una producción menor de 20Lts. Las mejoras se harán sentir muy pronto en la red de distribución. La presurización demorará un poco debido a la cantidad de tanques vacíos.

Vargas añadió que aún permanece fuera de servicio un pozo en El Mayal que faceta a Santa Eduviges, Villa Trabsider, Hatillo Country, La Montaña.

Se conoció que la hidrológica procura una inversión que supera los 24 millones de bolívares producto de actos vandálicos, por lo cual, recursos que estaban destinados a mantenimiento se utilizaron en imprevistos.

Sobre el sector La Mora indicó que falló la producción por la salida de servicio de los pozos, así como la distribución en vista de algunos mantenimientos que se le hicieron la red. En algunos puntos había obstrucciones.

-Queremos que los vecinos presenten denuncias puntuales para determinar el punto de falla.

Acerca del sistema de producción de la parroquia José Gregorio Bastidas (80 mil personas) el ingeniero subrayó que se requiere un caudal de 360Lts/Seg, pero se producen 320Lts/Seg. Actualmente, con el pozo 9Afuera de servicio se trata de 20Lts/seg menos sumado al pozo 10 que ha bajado su producción en unos 30Lts/seg. Deben recuperarse entonces 50Lts/Seg, en lo cual trabaja la hidrológica.

Apuntó que en La Mendera donde se presenta un problema de insalubridad se iniciaron los trabajos para sustituir el colector que se encuentra obstruido.

¿Por qué la dureza del agua?

El agua de Palavecino presenta una dureza elevada debido a la condición del acuífero, sin embargo está dentro de la normativa establecida, por debajo de los 500ppm (partes por millón) y evidentemente eso también incide en las obstrucciones que puedan generarse a nivel de grifos. Dureza se refiere a la cantidad de calcio y magnesio.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios