FOTOS: Júbilo en El Obelisco por la visita de la Divina Pastora

Marlyn Silva | Edickson Durán |

La  última  estación de enero  de la peregrinación de la Divina Pastora  por  las parroquias  de Barquisimeto se hizo, ayer por la tarde, en la urbanización  El Obelisco, parroquia  San Jorge. Llegó desde la iglesia San Pablo de  La Cruz y reposará  allí hasta el miércoles  1 de febrero.

Los grupos de apostolado  encargados de la organización del  recibimiento de la sagrada  imagen saben  que la  devoción y el interés por ver de cerca a la patrona  supera  el espacio del templo.  De allí  que  haya sido la calle  como  escenario  y el cielo  como techo  el lugar exacto  para  que los creyentes se encontraran  con la Divina  Pastora en  la eucaristía de bienvenida.

Así, antes de que se pusiera el sol ayer, cientos de personas  ocuparon  las sillas y  bordearon de pie  las  aceras para  escuchar  la lectura  de la palabra en una misa  presidida   por el presbítero Maher Alterk, administrador de la iglesia San Jorge, y  acompañándolo en el altar –dispuesto  sobre  la altura de una tarima-  los diáconos  Elías Tawil y  Juan Gil y  seminaristas.

Un  expresivo Alterk  caminó  hasta la parte más frontal  del escenario  para  ahondar  sobre el significado de la palabra del día  y, sobre todo, sobre la Virgen en la cercanía espiritual  con  la comunidad barquisimetana.

“Hoy, la Virgen María vino para extender el otro brazo y consolar  los corazones tristes”, fue el punto de partida de la reflexión.  Él como  pastor de la Iglesia católica, dijo, percibe  desánimo entre los feligreses por hijos  que este año  no  pudieron  participar en la visita  161 de la patrona de los larenses, porque están en otro país,  citó  como ejemplo. Como consuelo a quienes sufren  por  situaciones  como estas, el sacerdote recordó  que la santa madre en su  bondad  quiere  decir: “Yo también soy  una mamá  y cuido a mis hijos  donde  estén”.

Junto  con María, apuntó  Alterk, también destella el auxilio de Jesús y  la Virgen representa  la comunicación  directa  con él. Por eso, completó, es  necesario  fortalecer la fe y vivirla “porque para Dios  no  hay imposibles”.

Expresó también  lo que, a su  modo de ver, es imperante  en  estos  momentos  para la sociedad: orar  por Venezuela, por la paz  y la unión de todos  quienes  habitan en este  suelo.  Abandonar el país, pronunció  enfático,  no  debe ser  la única opción para  buscar  un mejor porvenir. “Venezuela nos necesita”, justificó.

Urge, recomendó a los  jóvenes, “cambiar la mentalidad”  y “confiar en que el sol  va a salir  aunque la noche sea larga”.

Alentó  a los muchachos con deseos de partir, citando las palabras del papa Francisco: “No  dejen  que les roben sus sueños”. Empaquetar los estudios para  marcharse al extranjero en la búsqueda de cualquier forma de sobrevivir, dijo, no es el camino  idóneo.

De la misma forma  como todos se presentaron unidos a  recibir a la Divina, afirmó, es como se debe  trabajar por Venezuela.

Asistentes de la misa  como Lismar  Torres  encontraron  oportunas las palabras del párroco de la iglesia San Jorge. “Si todos  salimos a trabajar,  las cosas  pueden  cambiar”,  afirmó Torres. Otros  como  Juan Lugo, un falconiano  que  acostumbra a buscar la bendición de la Pastora  visitándola en Barquisimeto, aceptó la recomendación de Alterk, pues, según dijo,  entre las principales  súplicas que personalmente eleva  es la salvación del país.

Programación

La  iglesia de la urbanización Obelisco cobijará  la  imagen de  la Divina Pastora  hasta el miércoles 1 de febrero. Durante la estadía el  templo permanecerá abierto para que  los devotos  la observen de cerca.

Además, se realizarán  misas  en su honor. El martes a las 8 y las 11 de la mañana habrá  dos eucaristías dentro del santuario  y  en la tarde, a las 5:30, otra en el sector Perpetuo Socorro. El miércoles, se celebrará otro acto  litúrgico a las 10 de la mañana  y la despida  será a partir de las 2 de la tarde, informó  la  coordinadora del grupo Servidores de las Misas, Luz Mary Giménez.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios