Henri Falcón: En Venezuela no puede haber paz si hay hambre

Lorena Quintanilla Muñoz | Foto: Iván Piña |

Como positivo calificó el gobernador del estado Lara, Henri Falcón, la decisión de la MUD de reestructurarse.

-Que la MUD plantee una reedición profunda es producto del debate, del balance alcanzado, de los déficits pero también de las ganancias.

Asimismo, reconoció la labor de Jesús “Chúo” Torrealba con quien admitió haber tenido ciertas diferencias, que al fin y al cabo forman parte de la democracia.

“Yo recojo con beneplácito que hoy haya en la MUD voluntad firme de hacer planteamientos claros al país”.

Estas declaraciones las ofreció el mandatario regional mientras daba a conocer las conclusiones de la Cumbre de Premios Nobel de Paz que finalizó el pasado domingo en Bogotá y a la cual asistió.

Recomendó mirarse en ese espejo y aprender de otras experiencias que hoy en día arrojan éxitos que nadie puede negar.

En ese sentido apuntó que Venezuela hoy demanda mesura y responsabilidad en las acciones.

Precisó al respecto que el mecanismo del abandono del cargo presidencial impulsado por algunos actores de la MUD resultó una gran contradicción.

“En mi criterio eso es inoficioso, sin ningún fundamento jurídico ni viabilidad en la práctica y fui destrozado en las redes sociales por eso, por decir la verdad”.

Reiteró que no tiene sentido procurar propuestas engañosas que con el tiempo se convierten en grandes desilusiones, provocando desconfianza en la clase política.

“Transcurrieron 30 días de ese planteamiento. Eso de generar falsas expectativas en medio de una situación con serios desequilibrios, es engañoso”.

Por lo tanto, a juicio de Flacón, no hay tema que tenga más pertinencia que la paz.
“Colombia decidió ser un referente mundial porque ningún país crece sobre la base de la incertidumbre y la desconfianza. Hoy, luego de ese acuerdo de paz, 500 empresas de todo el mundo contribuirán con el crecimiento de ese país”.

Señaló que más que diálogo las partes están obligadas a buscar una efectiva negociación, contrario a generar falsas expectativas, que provocan desconfianza hacia el liderazgo político venezolano.

“En Venezuela no puede haber paz si hay hambre, si hay mortalidad. La paz no es solo oponerse a la guerra, es oponerse a la intolerancia, al irrespeto y al odio”.

Destacó que en Lara nadie puede señalarlo de violar los derechos humanos.

“No he perseguido funcionarios, no le he tirado los perros a los maestros y tampoco la ballena. Ningún medio de comunicación se ha visto atropellado. Tenemos moral para hablar de paz”.

Por otro lado subrayó que en democracia lo lógico es lo electoral y las primarias.
“Vamos a derrotar las improvisaciones. No es con persecución ni retaliaciones al que piensa distinto. Las diferencias deben ser en el marco de la pluralidad, reconociendo que hay un propósito que se identifica con el mío”.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios