Alcalde Ramos denunció a Jesús Superlano por destrozos en la alcaldía

Hugo J. Boscán | Foto: Karen Paradas |
ENTREGA DE DOCUMENTO EN EL MINISTERIO PÚBLICO 13032017 FOTO: KAREN PARADAS

El alcalde de Iribarren, Alfredo Ramos, acudió este lunes a la Fiscalía Superior del Ministerio Público con la finalidad de denunciar a los presuntos responsables de los desmanes cometidos el pasado viernes contra la sede municipal.

Concretamente acusó al edil oficialista Jesús Superlano y a Mauricio Jesús Orellana Villanueva de haber sido los autores, intelectual y material, respectivamente, del ataque de que fue objerto el Palacio Municipal.

Acompañado por dirigentes de los partidos políticos de la MUD, encabezados por su coordinador, Macario González, y gran cantidad de partidarios, el alcalde acudió a la sede del MP donde se reunió con el fiscal superior, abogado William Guerrero durante unos 20 minutos.

En el escrito consignado solicita para Superlano y Orellana la aplicación de las penas contempladas en el Código Penal para los delitos de agavillamiento, instigación a delinquir, daño a propiedad pública, violencia y perturbación a la tranquilidad pública y desobediencia a la autoridad.

En el escrito, igualmente, denuncia la utilización de menores por parte de los responsables en los actos de violencia registrados.

De ser considerados responsables de alguno de esos delitos podrían ser sentenciados a entre 4 y 5 años de prisión.

A la salida de su reunión con el fiscal Guerrero, Ramos dijo que le había solicitado información sobre la denuncia que por causa similar introdujo el año pasado en el mismo organismo de justicia.

“No es posible que hechos de esa naturaleza queden impunes, de allí nuestra exigencia porque se haga justicia”, declaró.

Reiteró su afirmación de que desde el 2014 comenzaron los ataques contra 23 alcaldes de oposición, cuando un militar los denunció en el Tribunal Supremo de Justicia por no recoger puntualmente la basura en sus correspondientes ciudades.

Igualmente recordó que los destrozos cometidos el año pasado contra la alcaldía de Iribarren fueron dirigidos por el concejal Alejandro Natera “Chuchín” y los de ahora por el concejal Superlano, de quien dijo es apodado “Chinolo” y registra antecedentes penales por robo.

Igualmente calificó una vez más de grave que en esta oportunidad se hayan utilizado menores de edad en la comisión de actos de violencia como los cometidos contra la alcaldía, cuando trataron de derribar las rejas de la puerta principal y causaron destrozos a la galería, recuperada después de haber estado convertida en sitio de reunión del PSUV.

Macario González, por su parte, expresó su solidaridad y la de la MUD con el alcalde y la esperanza de que en este caso se haga justicia contra los responsables.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios