#ImpulsoenPositivo La fortaleza está en la experiencia, creer e insistir

Rosmir Sivira | Foto: Daniel Arrieta |

Una filosofía empresarial que mira hacia el futuro. Con 38 años de experiencia en el mercado papelero y cartonero, además de varias anécdotas a cuesta, Amilkar Cadenas es hoy referente en la industria manufacturera del diseño de empaques y operaciones de embalaje para rubros de manejo nacional e internacional.

Quince años atrás fundó Encajas C.A., como un servicio a baja escala, que en la actualidad mantiene una plataforma de 40 trabajadores, especialistas en el área, quienes operan la más alta tecnología del mercado.

Su conocimiento en el rubro hace la diferencia. La compañía no sólo ofrece un artículo, sino que parte fundamental de su labor se concentra en conocer al cliente y el producto que estará en contacto con sus empaques; la comunicación y asesoría son sus claves.

Sus artículos elaborados a partir del cartón corrugado, son reconocidas por su altísima calidad. Cajas que soportan peso hasta los 500 kilogramos, para traslado de asfalto líquido, y empaques para el transporte de pescado venezolano congelado a China, en un tránsito de 45 días, forman parte de su lista de desarrollos, los cuales pueden tomar hasta ocho meses de labor.

Las cuestas en el camino

El ambiente venezolano ha afectado sus actividades como a tantas empresas. Su capacidad de fabricación de 250 mil cajas por día, se ha visto limitada por la caída del 35 % de la demanda.

Sin embargo, Venezuela históricamente ha sido un país de alto consumo de empaques y esa realidad es el norte de la empresa.

Encajas apuesta por la experiencia de años y su participación en industrias en pleno crecimiento. Es por esto que atiende diversos sectores, incluidos el de alimentos, higiene, licorero, floristería, perfumes y otros. Un contexto diversos, cuyos límites sólo se los impone su equipo creativo.

En la actualidad sus cajas también acompañan productos de empresas como Industrias Maros, Organización El Tunal, Convelac CA, Lácteos Los Andes y otros.

¿Por qué cartón?

Para Cadenas su principal materia prima, el cartón, es un elemento de múltiples ventajas.
No sólo hace referencia a los bajos costos que representan estas cajas para la exportación, sino también a sus bondades, puesto que se trata de un producto resistente, adaptable a cualquier artículo y de fácil almacenamiento.

A esto sumó que es un material no contaminante, el cual cumple estándares mundiales de biodegradabilidad.

Al consumarse como un empaque, también actúa como hablador silencioso de la marca y, por tanto, medio de promoción.

En Encajas son familia

Encajas es una empresa familiar que crece junto con su equipo de trabajo, capital que en opinión de Amilkar Cadenas es “fundamental”.

Formar parte de la empresa es participar en un extenso proceso de aprendizaje, puesto en la región no existe institución educativa que forme en los procesos que ellos cumplen, ni en el ramo de los cartones y empaques.

“Nuestras máquinas las opera nuestra gente, pero obligatoriamente tiene que haber una inducción”, comentó el director de la compañía, quien explicó que su personal, en una etapa inicial, recibe un entrenamiento obligatorio que oscila entre los 60 y 90 días, de acuerdo con el área de acción en la cual se desempeñarán.

La atención como valor agregado representa un papel fundamental en la empresa. Allí reside la importancia de que el personal sea realmente especialista en las áreas y rubros que manejan.

Encajas trabaja continuamente para que el trabajador capacitado y capitalizado por ellos comprenda que su labor en la empresa es de largo plazo. “Tenemos trabajadores que nacieron con la compañía y los hemos mantenido. Para nosotros son importantes porque representan un capital. La capacitación es una inversión importante que realizamos. Que se retiren de nuestras filas representa una gran pérdida”.

Mantener a los trabajadores a lo largo de los años es parte de su filosofía. Brindarles crecimiento y estabilidad, es una prioridad.

Buscar las materias primas

Al consultarle cómo ha superado la empresa la problemática de las materias primas, la cual ha afectado al sector industrial en general, indicó que si bien solían trabajar con materia colombiana, el cierre de frontera afectó sus operaciones, por lo que la oferta local es ahora su gran aliada.

“El abastecimiento local de la bobina de papel, nuestra principal materia prima, no ha tenido una continuidad en el mercado nacional. El sector se ha manejado con muchísima dificultad. Sin embargo, hemos solucionado la problemática y apostamos a hacer lo necesario para cumplir con los mercados y nuestra gente”, agregó.

No obstante, acotó que la relación con empresas colombianas continúa vigente, por lo que se mantienen las posibilidades de reanudar el comercio con el hermano país, situación que resulta beneficiosa visto que actualmente trabajan para iniciar operaciones de exportación directa de cajas.

El escenario facilitará un intercambio de materias primas, lo que les permitirá retomar estándares de consumo de años anteriores.

Continuar la apuesta

Amilkar Cadenas cree que los empresarios no deben abandonar su país en medio de procesos de transición.

“Quienes tienen 25 o 30 años en un sector, no tienen sólo el corazón puesto en él, sino también la vida entera. Por lo tanto, debemos apostar porque hayan muchísimas vidas detrás de nosotros, para que sigan atendiendo la operación y al país”, expresó el empresario, quien exhortó a sus pares a esforzarse en cada actividad desempeñada, porque en Venezuela existen múltiples posibilidades de crecimiento. Sólo resta aplicar empeño e innovación.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios