FOTOS: Violencia en el cabildo iribarrense deja varios heridos

Lorena Quintanilla Muñoz | Fotos: Luis Salazar |

Golpes, empujones, agarrones y heridos fue el resultado de la trifulca que se generó ayer entre las 9:30 de la mañana y las 12:00 del día en el salón de sesiones de la Cámara Municipal de Iribarren.

Seguidores del alcalde Alfredo Ramos y simpatizantes oficialistas protagonizaron un enardecida disputa que inició con acaloradas discusiones y terminó a puño limpio a lo ancho y largo del cabildo. Se propinaron golpes de bando y bando. Hasta los efectivos de la Policía Municipal recibieron puñetazos de los partidarios del gobierno. El estudiante de Comunicación Social que realiza labores de periodista desde hace seis meses en la Alcaldía de Iribarren, Hernán Mogollón, recibió un fuerte golpe en el ojo derecho y labios.  Asimismo, varias mujeres terminaron en el piso producto de la escaramuza.

Según los opositores, los hechos violentos suscitados en el hemiciclo tienen su origen en la convocatoria oficialista que realizaron los ediles bolivarianos la noche del miércoles cuando a través de las redes sociales manifestaron que iban por la destitución de Alfredo Ramos. En uno de los anuncios que circuló por Twitter se leyó “camaradas mañana a las 10:00 de la mañana todos a la sesión de los concejales bolivarianos donde se solicitará la destitución del alcalde ineficiente de Iribarren”.

Por su parte, los oficialistas señalaron que al arribar al cabildo se encontraron con los seguidores del burgomaestre sentados en las sillas de los ediles. Al parecer esto ocurrió antes de las 9:30 de la mañana y el objetivo era protestar e impedir que se realizara la sesión.

Cuando reporteros de EL IMPULSO llegaron al Concejo Municipal, a eso de las 10:20 de la mañana, el alcalde Alfredo Ramos estaba en el hemiciclo dirigiendo unas palabras a la audiencia. Pedía a sus seguidores defender su gestión y su legitimidad como alcalde electo constitucionalmente. Seguidamente se retiró para acudir a la Fiscalía del Ministerio Público.

En ese momento las consignas iban y venían. Al alcalde lo señalaban de terrorista y guarimbero. Mientras que al concejal Jesús Superlano “Chinolo” le vociferaban ‘Chinolo farsante, asesino de estudiantes’. También se escuchó la consigna ¿quiénes somos? ¡Venezuela! ¿Qué queremos? ¡libertad! ¡Alfredo amigo, el pueblo está contigo!

Así transcurría la acalorada pugna cuando los ánimos terminaron por caldearse y la multitud se fue a las manos. Fueron horas de angustia, zozobra y desorden. Muchas personas se subieron a las butacas y otras a la tribuna. También se observque arrojabapotes de agua mineral y otros objetos.

En medio de la trifulca la edil Teresa Linárez, presidenta del concejo, expresó que suspendían la agenda del día producto del atropello generado por los opositores. Aclaró que en la agenda no estaba previsto discutir la destitución de Alfredo Ramos.

“Repudiamos la agresión contra los concejales. Esto es terrorismo. Mandé a suspender la sesión para evitar que gente salga herida. Nosotros queremos amor y paz como dice Nicolás Maduro. Nosotros vinimos a trabajar. El alcalde debería ser más responsable y llamar a sus promotores. No haremos sesión hasta tanto no se asegure la responsabilidad de los ediles. Sesionaremos en la presidencia del Concejo Municipal”. Linárez exhortó al alcalde a la calma y a no sulfurarse. “Que deje de llamar a la calle”, dijo.

Martha Leal, concejal bolivariana, agregó que el alcalde “abusó de su poder al interrumpir la plenaria. El alcalde, conjuntamente con todos los directores, violentó el derecho a sesionar. Alfredo Ramos es el guarimbero mayor”.

Indicó que durante la sesión se evaluaría un crédito adicional del Consejo Federal de Gobierno del cual se beneficiarían 22 comunidades del municipio.

Francisco Carmona, edil oficialista, puntualizó que fue el alcalde quien propició la anarquía en el cabildo al interrumpir la sesión junto a sus promotores de gobierno.

“Cuando llegamos la gente estaba encima de las mesas. El alcalde tiene doble moral ya que por un lado se suma a uConsejo para lPaz pero por otro lado promociona estos actos violentos. Rechazamos categóricamente estas acciones. Lamentamos que la sesión no se haya dado”.

 

¿Violencia oficial?

Por su parte los concejales de la Mesa de la Unidad Democrática señalaron que grupos irregulares llamados colectivos se acercaron a la cámara de manera intimidatoria, liderados por los concejales Jesús Superlano y Alejandro Natera.

El concejal de la alternativa democrática, Ibrahim Querales, explicó que como es costumbre los ediles de la MUD llegaron temprano al hemiciclo para sesionar.

“Lamentablemente, un grupo de facinerosos entró violentamente exigiendo la realización de la sesión para destituir a Alfredo Ramos. Estamos en total desacuerdo con estos hechos violentos.  Nosotros le apostamos a la paz. Nosotros lo que queremos es sesionar ya que en tres años no hemos concretado ninguna ordenanza ni beneficiado a los iribarrenses. Hoy (ayer) se aprobaría un crédito adicional en beneficio de varias comunidades de Iribarren”. Destacó que no se puede hacer de la política un arma de violencia. “Los violentos son traídos por el GPP”, apuntó.

Diego Mendoza, director de la Alcaldía de Iribarren, contó que desde el día miércoles grupos colectivos liderados por el PPT y PSUV enviaron mensajes por las redes sociales en los cuales convocaban a una toma hostil de la alcaldía.

“Las pruebas están allí. Nuevamente se arremete contra el Palacio Municipal. Efectivamente, desde las 9:00 de las mañana estos grupos violentos se comenzaron a acercar y se colocaron en las esquinas del palacio hasta entrar a la sala de sesiones donde tenían previsto concretar una emboscada violenta al municipio que en definitivas es a la ciudadanía que sufre los embates de la irresponsabilidad de los concejales. Aquí estamos resistiendo una vez más la línea violenta de los ediles oficialistas que cada día traicionan sus competencias”.

Mendoza llamó al a cordura y al desalojo de la sala de sesiones, recinto para el debate de las políticas públicas. “Llamamos a su resguardo por cuanto se trata de un patrimonio. Las diferencias políticas se deben dirimir con el voto. La violencia está engendrada desde el PPT”.

Asimismo el concejal de la Unidad, Joel Mendoza, añadió que un grupo dirigido por el concejal Superlano tomaría la alcaldía ya que supuestamente los concejales bolivarianos plantearían la destitución del alcalde.

“Los oficialistas se pusieron agresivos y comenzaron a agredir a todas las personas que estaban dentro de la cámara de manera pacífica. Jóvenes, mujeres, adultos mayores y policías recibieron golpes de los simpatizantes del PSUV. Es la tercera vez que tratan de destruir las instalaciones del Palacio Municipal”.

Mientras tanto a las afueras de la alcaldía grupos de lado y lado continuaron agarrándose a golpes por lo cual tuvo que interferir Polilara para disuadir la riña.

Al medio días, tras la salida de los concejales bolivarianos por el área del estacionamiento, fue posible el desalojo del recinto parlamentario.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios