FOTOS: Bache pestilente en la calle 51

Mariángel Massiah | Foto: Juan Brito |

Los vecinos de la calle 51 entre carreras 13C y 14 tienen más de tres meses asfixiados con el mal olor de una cloaca de aguas negras que se reventó en el lugar.

Los ciudadanos de la zona relatan que desde hace dos años el pavimento comenzó a romperse, puesto que el bote fue debilitando la capa asfáltica y con el pasar del tiempo esta comenzó a ceder. A pesar de que presuntamente Emica ha restaurado la calle en una que otra ocasión, la misma siempre procede a colapsarse.

Tres meses atrás el pequeño bache se convirtió en un gran hueco y desde hace un mes es imposible que un carro circule en la vía sin que resulte afectado. Ante eso, los vecinos colocaron obstáculos a lo largo de la calle para evitar que los automóviles circulen por allí o en el peor de las casos, alguien resulte herido. Con madera, troncos y afiches cerraron la calle 51. A primera vista la tranca pareciera ser una barricada más, producto de las guarimbas, sin embargo, simplemente es parte de una intervención ciudadana ante una emergencia que no ha sido atendida por los órganos competentes; a pesar de que en el mes de marzo le fue entregado un informe a Hidrolara.

James Prado, habitante del lugar y técnico superior en evaluación ambiental, informó que los gases tóxicos que emergen del bache han ocasionado afecciones pulmonares en al menos dos residentes de la calle; siendo los más afectados adultos mayores y niños.
Hilda Torres de 74 años de edad, detalla que sufre de un cuadro alérgico y el hedor en el lugar ha repercutido en su estado de salud, y su preocupación es que de no solventarse el bote, ella podría empeorar y le dificulta conseguir los medicamentos.

En tanto, Hilda Mendoza lucha junto a su hija de tan solo cuatro meses de edad, quien se enfrenta a una fuerte alergia en la piel, producto de la afectación ambiental. La niña tiene erupciones en más de la mitad de su cuerpo. Igualmente la proliferación de zancudos se ha convertido en un problema para las 80 personas afectadas.

Prado presagió que cuando comiencen las lluvias el hueco se podría tapar con todos los sedimentos y desechos; y la calle podría llegarse a inundar con aguas negras.

“Nos declaramos en estado de emergencia, pedimos ser atendidos y que nos den respuesta porque así como todos los meses nos traen los recibos de agua y nos cortan el servicio cuando no pagamos, también nos tienen que responder esto”, expresó.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios