Felipe Rivero cumplidor con los Piratas

Williams Linárez | Foto: Archivo |

A la calladita el lanzador Felipe Rivero de los Piratas de Pittsburgh vive uno de los mejores inicios de temporada para relevista venezolano en las Grandes Ligas, al estar tercero la efectividad y ser segundo en partidos lanzados. Este resurgir se debe a la diversificación de su repertorio que consta de una buena cantidad de lanzamientos quebrados apoyado en su ya conocida sólida recta.

Uno de los que ha estado más a gusto con esta evolución del pitcher oriundo de Yaracuy es el mánager Clint Hurdle, quien destaca que su gran salto de calidad en comparación al otro año se debe principalmente a aplicar todo lo aprendido en su novel experiencia en las ligas mayores ya que el potencial siempre lo ha tenido.

“Él es eléctrico. Su potencial y repertorio son difíciles de replicar, el aplicarlo bien le ha dado un excelente resultado que esperamos se mantenga en el tiempo. Nosotros confiamos en él y sabemos que será vital en nuestro relevo”, dijo Hurdle al periodista Stephen Nesbitt.
A pesar de que el criollo tiene una gran cantidad de presentaciones esta temporada, el dirigente destacó que supervisarán muy bien sus actuaciones en busca de dosificar su carga de trabajo, para mantenerlo con salud y calidad.

En líneas generales el venezolano ostenta 19 presentaciones, con una victoria, una derrota, una espectacular efectividad de 0.47, producto de una sola carrera limpia 19 inning lanzados, además de 20 ponches y 4 boletos.

No solo es la baja efectividad que caracteriza al venezolano, también está su whip de 0.84 y los bateadores apenas le conectan para .179 de average. Además de efectivo es económico al tener un promedio de picheo por inning de 17.4. Sus lanzamientos en recta rozan las 99 millas y los quebrados pueden llegar a 81, la mayoría en la zona de strike.

La concentración es clave

Tras su última presentación, el criollo destacó que en esta campaña intenta tener mayor confianza en su repertorio y salir concentrado para hacer el trabajo requerido a diferencia del año pasado en el que dejó efectividad de 4.09.

“Yo ahora lanzo el cambio en cuenta de 3-2. Sé que si lanzo bien puedo abanicarlos y si le pegan no será con contundencia. El utilizar más picheos quebrados ayuda a confundir más a los bateadores y así ayudo a mi equipo en la lucha por el banderín”, dijo Rivero a Nesbitt.

Un excelente año de Rivero (ligado a los Piratas hasta 2021) como relevista de los últimos episodios le podría abrir la puerta para ser el cerrador titular del 2018, ya que el actual del equipo, Tony Watson, irá a la agencia libre al finalizar la campaña.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios