Representantes del Montessori: Mirna Víes controle a sus cuerpos de seguridad

Lorena Quintanilla Muñoz | Fotos: Juan Diego Vílchez |

Representantes indignados ante lo ocurrido el día jueves en la U.E. Instituto Montessori se concentraron ayer a las afueras del colegio a fin de expresar su rechazo a las acciones descabelladas por parte de funcionarios de la GNB, quienes arbitrariamente arrojaron desde afuera una bomba lacrimógena al patio del referido plantel mientras se desarrollaban las clases habituales. Eso ocurrió el 25 de mayo a las 10:15 de la mañana.

300 alumnos estaban en el recinto, además del personal docente, obrero y administrativo.

En medio del caos la GNB detuvo a tres estudiantes menores de edad que en el transcurso de ese mismo día fueron puestos en libertad. Asimismo, varios niños, adolescentes y adultos se vieron afectados por los gases lacrimógenos. Este hecho se habría repetido en otras instituciones educativas el mismo día.

Al respecto, Natalia Reverón, integrante de Padres de Lara, expresó que la ONG se solidariza con todas las instituciones que han sido atacadas por la GNB.

“Hemos visto los últimos días una represión brutal por parte de los cuerpos de seguridad del Estado hacia menores de edad, colegios, escuelas y liceos. Van más de cinco planteles atacados en Lara, entre estos, colegio Pablo VI, Montessori, Costa Rica, Lisandro Alvarado, maternal Los Símbolos, entre otros. A Mirna Víes le digo que en lugar de acosar a las instituciones educativas, que diariamente abre sus puertas, se dedique a controlar a los cuerpos de seguridad del Estado que reprimen a nuestros muchachos”.

Reverón añadió que varios estudiantes fueron detenidos mientras caminaban hacia sus colegios.

“Hace minutos la GNB pasó delante de esta protesta pacífica gritando consignas al Gobierno, siguen con su amedrentamiento y represión psicológica. Que Mirna Víes haga su trabajo y proteja a los niños y deje de acosar a las instituciones educativas con sanciones, multas o similares”.

Asimismo, a Claudia Morillo, madre de dos estudiantes, uno de 6to grado y otro de 1er año, expresó que “esos cobardes y salvajes (GNB) amenazaban a niñas y niños. Les decían: ‘si corren les disparamos’. Esto no se va a quedar así, esto va a tener consecuencias”. Destacó que no volverá a llevar a sus hijos al colegio.

“Todos los niños merecen protección, llevarlos a clases sería una locura e irresponsabilidad”.

La madre de unos de los muchachos que fue detenido contó que a su hijo lo apuntaron con un arma larga y lo sacaron del colegio.

“Mi hijo me contó que lo golpearon en el destacamento. Tiene 16 años. No lo voy a mandar al colegio. No hay garantías de nada. Mi hija de preescolar está traumatizada, esto me da lástima”, dijo Pierangelys Suárez.

Andrés Colmenárez de Funpaz, quien acompañó la iniciativa de los padres, agregó que esta actuación desmedida de la GNB obedece a un proceso sistemático de persecución, amedrentamiento y acoso por parte de los órganos de seguridad.

“La activación del Plan Zamora estipula que toda manifestación ciudadana debe ser reprimida. En los alrededores de los colegios ha habido actividades de protestas ciudadanas y el patrón de la GNB es arremeter contra todos. En una semana hemos registrado más de 20 detenciones arbitrarias de menores de edad. El mensaje es silenciar a la gente pero resulta que la gente se cansó de la represión por lo cual nos mantendremos activos”.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios