domingo, septiembre 12, 2021
Inicio Noticias Economia Grisanti: BCV no ha respondido a interrogantes que dejó venta de bonos...

Grisanti: BCV no ha respondido a interrogantes que dejó venta de bonos a Goldman Sachs

-

El directorio del Banco Central de Venezuela se ha “lavado las manos” en torno a la venta del Bono Pdvsa 2024 a Goldman Sachs, una operación que generó una pérdida patrimonial para la República de US$ 270 millones, más la comisión y no ha le han dado ninguna explicación al resto de los venezolanos.

El pronunciamiento lo hizo el economista, docente universitario y director de Ecoanalítica, Alejandro Grisanti, durante el Seminario Venezuela: Constituyente, economía y organizaciones, organizado por Ecoanalítica, quien recomendó a la oposición, mantener la campaña sobre el riesgo reputacional del gobierno, para impedir que se puedan realizar operaciones desventajosas para el país; dijo asimismo que estamos en “momentos definitorios” y que los empresarios venezolanos tienen que prepararse para la recuperación del país.

- Publicidad -

Explicó que el bono Pdvsa 2024 en el momento de la operación tenía un valor de 42%, o quizas un poco más, pero no menos de 40% de su valor facial, pero Goldman Sach pagó 31%, lo que representan 9 puntos porcentuales de diferencia sobre US$ 3.000 millones, esto evidencia que el Estado tiene una pérdida patrimonial de US$ 270 millones; sin embargo, no se puede saber si esa es la perdida patrimonial total, porque no se ha sabido cuanto fue lo que recibió el Banco Central de Venezuela, el instituto emisor podría haber recibido un monto menor, ya que se está hablando de una comisión que ronda los 60 millones de dólares, con lo cual la perdida patrimonial sería aún mayor.

-Si se hubiese hecho esta operación a condiciones de mercado, la perdida patrimonial estaría en US$ 270 millones, más la comisión que ha podido ser cualquier otra cosa, aquí lo que llama la atención es que el directorio del BCV se ha lavado las manos y no le han dado información al resto de los venezolanos de este punto-, afirmó.

Admitió que en Venezuela hemos sido muy creativos con las emisiones de deuda, se han hecho diferentes emisiones diferentes cosas, el gobierno central se los vende al Banco de Venezuela, Pdvsa se los vende al BCV y el instituto emisor termina pagando importaciones a farmacéuticas.

-A mí el tema que ha intentado introducir Goldman Sachs, que ellos compraron en el mercado primario o secundario, pienso que es realmente irrelevante, aquí lo importante es una transacción que va a financiar al Estado venezolano a través del BCV y en la que se está dando una pérdida patrimonial, puesto que la venta de estos bonos se está haciendo muy por debajo de lo que han sido los precios de estos papeles en el mercado; un segundo punto es que al final, el BCV ahora y no tiene por que hacerlo, si bien es cierto que cuando se va a realizar este tipo de operaciones, puede existir un efecto positivo de sorpresa, pero ya que la operación se dio, el emisor debe explicar esta operación, porque termina con unas tasas de bolsa sumamente pequeñas, que no tenían en el 2015, esta casa de bolsa Daimasu que ha reconocido que hizo la transacción, fue multada porque no tenía 250 mil dólares para su capital, entonces como es posible que tan solo año y medio después, maneje una operación de US$ 900 millones, aquí hay una serie de puntos, que es necesario que el directorio del BCV aclare-, dijo Grisanti.

Es un riesgo financiar al gobierno

Consultado en torno a las posibilidades de que se realicen otras operaciones de venta de bonos a descuento, como la adelantada por Goldman Sachs, el economista señaló que la oposición venezolana ha sido bastante efectiva en incrementar el riesgo reputacional de financiar el gobierno.

-Creo que esta reacción contra Colman Sacas, más que ser un tema de venganza, de revanchismo, un tema de incomodad, es subirle el riesgo reputaciones a los bancos y a la comunidad financiera internacional para que no siga financiando al Estado venezolano y buscar al final un cambio, que pareciera ser lo que todos los venezolanos queremos; aca es muy importante además, entender que el parar el financiamiento, están evitando un mayor endeudamiento que al final lo que está haciendo es hipotecar el futuro del país, además le estas haciendo una transferencia de pasivo muy fuerte a un nuevo gobierno y esto es lo que la oposición estáintentando evitar-, asegura.

Recomienda a la oposición continuar manteniendo la bandera del riesgo reputacional, porque si no se le puede presentar algún otro tipo de operaciones con bonos del Estado.

Incrementar la presión

Grisanti señala que es partidario de seguir incrementando la presión para reestablecer el hilo constitucional del país, la única manera de lograrlo es a través de unas elecciones generales, porque el hilo constitucional ya se rompió.

-Creo que estamos bajo un régimen de dictadura y hay que incrementar la presión, para buscar un cambio; lo segundo, lo que veo es un país que está absolutamente paralizado, hay un paro de hecho, entonces para que proponer un paro y buscar compartir la responsabilidad de la profunda crisis que estamos viviendo, de alguna manera el sector privado estará dispuesto a que recibir parte de la culpa de la crisis económica que estamos viviendo, y en eso no estoy de acuerdo-, señaló.

Advierte que la idea de convocar a un paro nacional, podría ser contraproducente, admitiendo que el régimen está muy debilitado y para haber un fortalecimiento allí, no está claro como podría ser alcanzado.

-Hoy estamos en un escenario totalmente diferente al escenario del 2002, estamos en otra dimensión, en el 2002 no hubo una ruptura del hilo constitucional, había un presidente electo, en pleno ejercicio de sus poderes, si hubo excesos del lado de la oposición, buscando un cambio, este es un escenario es distinto, hoy nos están imponiendo una Constituyente, palabras del Dr. Rafally, que parece ser inconstitucional, por consiguiente los venezolanos estamos en el derecho de buscar las diferentes maneras para restablecer la Constitución-, dijo Grisanti.

Cerca de momentos definitorios

Sobre la posibilidad de que continúe la salida de empresas como General Motors, Pirelli y Palmolive, el economista señala que en Ecoanalítica la recomendación que le están haciendo a las empresas, es que después de tanto nadar, no se ahoguen en la orilla.

-Esto quiere decir que, después de haber pasado todo lo que han pasado, pensamos estar cerca de momentos definitorios, cerca de que el país de vuelta, cuando esto ocurra los escenarios serán distintos, un gobierno de futuro, que tenga un equipo económico total, no tiene que ser siquiera de primer nivel, va a tener capacidad para levantar capital, y este levantamiento de recursos eliminará las restricciones sobre las importaciones y eso va a generar una recuperación acelerada del sector privado -, afirma.
Recordó que las crisis previas que ha habido en Venezuela, con caídas en el PIB de más del 15%, termina con una recuperación en los siguientes cinco años, mayor a 50%.

-Hay tres ejemplos de crisis que hemos tenido en el país, con una recuperación del 57%, en la otra de 65% y en la tercera se duplicó el PIB en los siguientes cinco años-.

Advierte que su mayor preocupación, es que el sector privado nacional, llegue cansado y desconfiado a un transformación, y pierda las oportunidades frente al sector privado internacional, como el colombiano, el peruano, el norteamericano y el mexicano, que al producirse un cambio, están listos y dispuestos a invertir en el país.

Grisanti fue categórico al expresar, que si no hay cambio de gobierno, habrá Constituyente, si esta se concreta, esto terminará en embargo petrolero y mayor aislamiento internacional para Venezuela.

 

- Publicidad -

Debes leer

El Kirchnerismo perdió en 17 provincias durante las elecciones primarias en Argentina #12Sep

Los primeros resultados provisionales de las elecciones primarias del domingo en Argentina para elegir a los candidatos a diputados y senadores que participarán en los comicios legislativos de noviembre arrojaban un revés para el gobierno de Alberto Fernández, con resultados peores a lo esperado