Homicida de Manuel Sosa será ascendido (DOCUMENTO)

KPR   | Fotos: Cortesía |

El Primer Teniente de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), Johnnuar José Pastor Arenas Castillo, de 30 años de edad, adscrito en el Destacamento 123 de Cabudare, a quien se le solicitó una orden de captura por ser el presunto responsable de un crimen ejecutado en Cabudare, ahora será “premiado” por su misma institución, pues será ascendido el próximo 5 de julio al rango de Capitán.

El castrense Arena Castillo, es señalado por el Ministerio Público en una de sus investigaciones llevadas a cabo en la muerte de la 6ta víctima caída en Lara durante manifestaciones. Según las indagaciones que tiene el órgano, este 25 de mayo, en medio de una manifestación habría sacado de su chaleco, un arma de fuego y le disparó a Manuel Alejandro Sosa Aponte (33), y otro joven de 18 años de edad, ambos cayeron heridos en el Distribuidor Bellas Artes. Los jóvenes fueron auxiliados, pero Manu como era conocido de cariño no soportó y en horas de la noche de ese día falleció.

55 días pasaron de haberse cometido su crimen, para que desde el Ministerio Público recibiera la notificación desde el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), sobre la orden de captura y allí fue cuando se pudo conocer el nombre de quien le habría quitado la vida a Sosa Aponte.

Quince días después, específicamente este sábado, comenzó a rodar por las redes sociales un documento emanado por el Ministerio del Poder Popular para la Defensa, con fecha del 29 de junio del presente año, y según resolución 019647, indica que por disposición del Presidente de la República, resuelve ascender al grado de Capitán en la categoría de efectivo de comando este 5 de julio a un grupo de funcionarios de la GNB.

Entre el listado que tiene al menos cuatro página y agrupa a más de cien funcionarios, en medio de la lista sale en la casilla 42, el nombre completo del funcionarios que lo identifica como: Johnnuar José Pastor Arenas Castillo, siendo el mismo castrenses señalado en un homicidio.

A pesar que existe una orden de captura sobre él, se le estaría dando un ascenso. Cabe destacar que autoridades del Ministerio Público han notificado sobre dicha investigación a la Guardia Nacional en Lara y estos mismos no han puesto a derecho a dicho funcionario, por lo que no ha sido imputado y continúa libre.

La señora Maritza Aponte, el día que conoció que el homicida de su hijo tenía nombre indicó que ella deseaba verlo y a la misma vez, pedía que este funcionario de la Guardia Nacional, fuese detenido y recibiera el mismo trato de un delincuente común, además esperaba que no pasará lo mismo que está pasando con el caso de Tony Canelón, donde se libraron las 14 ordenes de captura en contra de los castrenses y los mismos siguen sin comparecer ante la justicia.

Aunque fueron los deseos de una madre quien no descansa por la pérdida de su hijo, estos no han visto materializado, porque hasta ahora la muerte de Manu sigue impune, pues el castrense no ha comparecido ante los tribunales larenses.

Cabe destacar que la propia Fiscal General de la República indicó que tenía 23 ordenes de captura en contra de Guardias Nacionales que no habían podido ejecutar, de las cuales 19 corresponden a Lara. Y es que en la región todos los casos en donde el Ministerio Público ha tramitado ordenes de captura de los castrenses aún siguen esperando por una respuesta, ni las autoridades castrense se pronuncian al respecto, lo único que se conoce y de forma extra oficial es que cada funcionarios que ha sido señalado en una investigación es enviado a Caracas.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios