Luis Zambrano muere a manos de un Guardia Nacional

Mariángel Massiah | Foto: Archivo |

Asciende a 19 el número de personas fallecidas en el estado Lara en contexto de protesta. El deportista Luis Zambrano Lucena es la decimoctava víctima caída en una manifestación. Así mismo es el décimo barquisimetano asesinado en manos de los cuerpos de seguridad.

El hecho ocurrió en la carrera 21 con calle 54, al oeste de Barquisimeto. Tal y como lo relataron sus familiares, Zambrano, como cualquier otro domingo acudió a la Santa Eucaristía temprano en la mañana.  Se conoció que alrededor de las 10.00am se despidió de sus familiares, se dirigiría a la panadería de la zona y posteriormente pasaría a comprar una crema dental regulada que llegó en una farmacia de su urbanización. Sin embargo, en su regreso a casa quedó atrapado en medio de un intercambio de proyectiles que se producía entre funcionarios de la Guardia Nacional y jóvenes de la resistencia. En el momento en que Zambrano trató de huir, un Guardia Nacional le disparó en la cabeza, y cayó en medio de una barricada. “Los cobardes actúan de espaldas y no de frente”, expresaban sus hermanos.

Inmediatamente los vecinos del lugar trataron de auxiliarlo. Zambrano fue trasladado a una clínica, sin embargo, llegó sin signos vitales. Falleció a los 43 años de edad y dejó consigo a tres huérfanos. El mayor de sus hijos tiene 20 años de edad, le sigue uno de nueve y el menor  de ocho años.

 

Fuerte arremetida

Se conoció de algunos vecinos, cuyos nombres no quisieron revelar, que la urbanización se encontraba cerrada con gran cantidad de barricadas desde hace más de tres días. Desde el domingo en la madrugada los edificios de la zona comenzaron a ser atacados por grupos armados.  Pasaron toda la noche lanzando cohetes para defenderse, por lo que nadie durmió. “A diferencia de otras urbanizaciones, acá cuando llega la guardia sale todo el mundo a defender a sus muchachos”.

Los residentes de la zona igualmente indicaron que en la mañana de este domingo se dirigió la Guardia Nacional, en dos ocasiones, a reprimir a los manifestantes. A las 9:00 de la mañana presuntamente llegaron impactando metras, y al rato regresaron disparando balas. El sargento segundo de la GNB Antonio García fue herido durante el enfrentamiento, a quien le dispararon con un arma de fuego en la pierna izquierda. Enseguida la arremetida se intensificó, y en ese momento Zambrano ingresó al campo de batalla.  Otra versión del suceso indica que Zambrano salió de su casa a mirar lo que ocurría y allí falleció.

 

El Pulpo

Para su hermana, Carmen Zambrano, Luis era la luz del hogar, un hombre positivo que siempre estaba alegre y contento; por lo que era muy querido por sus vecinos. Era el menor de cuatro hermanos. Su muerte dejó devastados a todos sus familiares, residentes de la urbanización Obelisco y sus alrededores, y compañeros de entrenamiento. Era miembro del grupo de corredores Mata Rata y constantemente participaba en actividades deportivas.

Sus seres queridos por cariño lo llamaban El Pulpo, sobrenombre que recibió por tener seis dedos en una mano. Se conoció que su madre sufrió de lechina en medio de su embarazo, por lo que Luis nació con un dedo de  más.

Zambrano era un hombre entregado a su familia, y como comentó su hermana Ana Karina Zambrano, se dedicaba a dos oficios a la vez para mantener a sus hijos. Era conductor de un transporte escolar para niños, además era mecánico.

El día en que falleció Zambrano, se cumplía un mes del asesinato de Rubén Morillo, primera víctima en la urbanización Obelisco.

“Esos guardias no tiene corazón. No creo que puedan estar haciendo eso y tener una madre o hijo a quien querer. Yo creo es en la justicia divina. Ellos en algún momento sentirán tanto daño que le han hecho a los venezolanos”, expresó una de sus hermanas.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios