Padres de Eduardo Orozco niegan enfrentamiento con CONAS

Karina Peraza Rodríguez | Fotos: Karen Paradas |

Como un “montaje” califican los padres de Eduardo José Orozco Parra (19) su muerte. Hecho ocurrido la tarde del lunes en el Distribuidor Bellas Artes, al final de la avenida Ribereña, en Cabudare, municipio Palavecino.

Poco hablaron. La madre del joven estudiante fallecido se encontraba en las afueras de la morgue, tenía su rostro hinchando, su mirada estaba perdida y hacia el piso, sus brazos cruzados. Por ratos Eduardo Orozco, abrazaba a la dama por la parte de atrás, recostaba su cabeza junto a la de ella y le susurraba palabras al oído, entre ellos quedaban, pues no se podía escuchar, pero se estiman que era para darle fuerza y fortaleza a la dama.

El Gocho así conocían a Eduardo sus amigos y vecinos, era el mayor de tres hermanos y era estudiante del segundo semestre de Comercio Internacional, en la Universidad Alejandro de Humboldt, ubicada en Valencia, estado Carabobo. El padre del fallecido indicó que estaba de vacaciones y desde hace dos semanas se encontraba en Lara.

En medio de su dolor relató que su muchacho no participaba en manifestaciones, que simplemente había salido para saludar a sus amigos de la urbanización. Cree que alguno de ellos lo invitó para asomarse hasta Bellas Artes. “Allí llegaron los demonios esos”, dijo refiriéndose a los efectivos del Comando Antiextorsión y Secuestro (Conas) de Lara.

“Le montaron un revólver. Eso es falso que estaba armado”, también sentenció Eduardo Orozco, quien tiene el mismo nombre de su hijo.

Otro vecino que estaba en la morgue cuenta que en el lugar ni siquiera existía barricada alguna, simplemente los jóvenes se encontraban reunidos hablando, cuando fueron “emboscados” en carros civiles y dispararon sin razón.

“Dicen que es un enfrentamiento, para justificar su acción y lo que van por la vida es dañando familias. Todos sabemos que es lo que están haciendo y lo que está pasando en nuestro país”, destacó uno de los allegados a la familia que prefirió su anonimato.

A través de algunos testigos trascendió que el día de ayer, cuando efectivos del CONAS llegaron a la zona, al menos un grupo de 15 jóvenes estaban en el lugar y salieron corriendo.

En el lugar de los hechos, se encontraba la periodista María Daniela Piscitelli, quien fuera reportera de esta casa editora hasta 2014 y ahora realiza labores como free lance. La periodista que también es habitante de la urbanización Tarabana Plaza ha generado contenido durante las protestas en el sector. Informo que al momento de los hechos, su teléfono celular y cámara fotográfica con la que registraba el incidente fue robada por efectivos del CONAS, quienes ademas la agredieron verbalmente para que abandonara el lugar. Asegura que en ese momento no había protesta activa en el Distribuidor.

Eduardo no pudo escapar, pues un disparo en la cabeza lo alcanzó, Gabriel José Conde Hurtado (18) también resultó herido, quedó en calidad de detenido junto a otros tres jóvenes, y otro de ellos herido en la espalda y en el glúteo, pero no fue llevado al principal centro asistencial.

En el momento muchos jóvenes escaparon y vecinos desesperados comenzaron a buscar a los jóvenes que allí estaban, entre esos a Eduardo Orozco. Por las redes desde tempranas horas se corría el rumor de que se trataba del joven, pero nadie lo confirmaba, al menos dos familias llegaron a la morgue a descartar si era uno de sus hijos. En horas de la noche, el padre del joven pudo saber que era su hijo, a través de alguien que estaba en la morgue, pues solo le habían mostrados fotos.

Según el ingreso en la emergencia del Hospital Central, describía que Eduardo llevaba puesto zapatos deportivos, pantalón blue jeans, una franela blanca y un chaleco artesanal negro. Fue llevado en una camioneta oficial del CONAS por dos Sargentos, quienes indicaron que se trataba de un enfrentamiento.

Un disparo en la cabeza hizo caer al joven, quien fue ingresado sin signos vitales.

La Fiscalía 21 con competencia en Derechos Fundamentales estuvo presente en la autopsia y representantes de Atención a la Víctima del Ministerio Público, hablaron con la familia. La autopsia no la llevó a cabo la Unidad Criminalística Contra la Vulneración de Derechos del Ministerio Público, como se han realizado en estos casos para garantizar la transparencia en los análisis forenses y las pruebas tampoco estarán a cargo de ellos, el proceso se está manejando como un procedimiento común.

Trascendió que al fallecido le iban a practicar pruebas de Análisis de Traza de Disparos (ATD) para determinar si el mismo habría disparado.

Testigos manifiestan que El Gocho, no participaba en las manifestaciones, pero indican que en el lugar sí estaban algunos de los muchachos que a diario salen a las calles exigiendo un cambio de país y protestando en contra del Gobierno Nacional y el fallecido conversaba con ellos en el momento en que llegó la comisión del CONAS.

“Es un enfrentamiento”

El General Dilio Rodríguez, del Comando de la Zodi Lara, informó que funcionarios del CONAS recibieron una llamada de la propia ciudadanía en donde manifestaban que un grupo de personas obstaculizaban la vía en la avenida Ribereña en ambos sentidos y además cobraban peaje para pasar.

Al llegar al lugar los funcionarios se dieron cuenta que algunos portaban armas de fuego y además dispararon a la comisión. “Los efectivos tuvieron que hacer uso de sus armas, con un saldo lamentable de una persona fallecida y digo lamentable porque nos duele como a los jóvenes los han incitado a participar en hechos violentos que no hacen más que enlutar a la población”, destacó Rodríguez.

Al mismo tiempo el comandante de la Zodi Lara hace un llamado a la calma, comenta que seguirán trabajando para restituir la paz.

Informó que en dicho procedimiento cuatro jóvenes fueron detenidos e incautados algunos elementos criminalísticos entre ellos el revólver con el que supuestamente El Gocho habría hecho frente a la comisión.

Al preguntarle sobre la versión de los padres y testigos del fallecido, indicó el General, que siempre los familiares darán sus versiones, pero para ellos están las investigaciones a las que están abiertas.

Hasta ahora desde el Ministerio Público no se han pronunciado sobre la investigación por la muerte de Eduardo Orozco, quien es la víctima número 20 en fallecer en contexto de manifestaciones. El número doce en caer en manos de cuerpos de seguridad del Estado y el quinto en el municipio Palavecino.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios