Producción petrolera venezolana continuó su caída en julio

Juan B. Salas | Foto: Archivo |

Una nueva caída registró la producción de crudo venezolana durante el mes de julio, de acuerdo al más reciente reporte de la Organización de Países Exportadores de Petróleo, dado a conocer en la última semana.

En efecto, el nivel de extracción reportado por el gobierno cayó 39.000 barriles a 2,117 millones de barriles diarios, una contracción de 1,8%. Venezuela ha reportado un declive de 238.000 barriles diarios en los últimos doce meses. La caída ha sido de 25,2% (715.000 barriles) desde 2012, reseña Torino Capital en su informe semanal.

La data de las fuentes independientes devela una contracción un poco menor de 16.000 barriles diarios en julio y 195.000 barriles diarios en los últimos doce meses.

Las exportaciones de crudo a los Estados Unidos han permanecido relativamente estables en 778.000 barriles durante los primeros cinco meses del año, pese a la volatilidad de los datos intermensuales. Aunque un reciente informe de la Administración Internacional de Energía muestra que las ventas a Estados Unidos han caído a su nivel más bajo desde marzo, parece prematuro afirmar que efectivamente Venezuela está redireccionando los despachos para preparase para posibles sanciones, indica la firma.

No obstante, la caída en las exportaciones de petróleo no ha tenido un impacto significativo en las proyecciones de Torino Capital, que todavía se ubican en 28 millardos de dólares al cierre de 2017. Esto se debe a que los precios de la cesta venezolana parecen estarse recuperando, incluso por encima de los principales marcadores del mercado petrolero.

El informe también incluye un primer acercamiento a los datos de los estados financieros de Pdvsa, publicados apenas la semana pasada, 42 días después de la fecha reglamentaria.

La firma destaca del reporte de la estatal petrolera que las ganancias cayeron 81,9% a 1,93 millardos de dólares en 2016. Los ingresos se redujeron en 24,14 millardos de dólares a 48 millardos de dólares. Esta contracción fue absorbida principalmente por los aportes sociales, que bajaron 89,4% a 0,98 millardos de dólares el año pasado.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios