FOTOS: En riesgo agricultura y ganadería por cierre de compuertas en Atarigua

Hugo J. Boscán | Fotos: Iván Piña |

Los productores agrícolas y pecuarios del municipio Torres, en especial los de las parroquias Espinoza de los Monteros, Reyes Vargas y Camacaro, entre Arenales y Parapara, se encuentran preocupados porque, debido a que desde el ministerio de Ecosocialismo y Aguas, (antes del Ambiente), decidieron cerrar las compuertas de la represa Cuatricentenaria (Atarigua), con lo que desapareció el agua que corría por el río Tocuyo , del que se sirven para el riego de las siembras y darle de beber a sus rebaños.

El ingeniero y productor agropecuario, Rolando Herrera expuso la gravedad de la situación que están confrontando, advirtiendo que la sequía del río pone en peligro la producción de 35 mil litros de leche al día, la crianza de 670 mil pollos, así como la siembra de 2.000 hectáreas de hortalizas y unas 60 mil toneladas de cebolla que se producen cada año.
A eso hay que agregar una mortandad de peces que se está registrando por falta de agua río abajo.

En vista de la gravedad del problema, explicó, un grupo de productores agropecuarios dirigió comunicaciones a la directora regional del ministerio planteándolo, pero hasta este jueves no habían tenido respuesta alguna.

Igualmente, esta semana el caso fue expuesto en cámara en el Concejo Municipal con esperanzas de que el ministerio de Ecosocialismo tomara en cuenta el daño que hace a la producción agropecuaria con el cierre de las compuertas del embalse.

El edil presidente, Domingo Montes de Oca, dijo que la falta de agua, producto de esa medida, ha afectadeo a más de 300 productores agrícolas y ganaderos de las tres parroquias señaladas.

Recordó que en el 2014, debido a otra avería en el mecanismo del sistema de compuertas, hubo pérdidas millonarias entre los agricultrores y ganaderos por falta de agua.

Señaló que, de acuerdo a informaciones recibidas, las compuertas están atascadas luego de haberse dañado dos láminas, avería originada por la falta de mantenimiento, el que corresponde exclusivamente al hoy llamado ministerio de Ecosocialismo y Aguas.
“No sólo están afectados los agricultores y ganaderos sino también los dueños de balnearios y sitios turísticos ubicados a orillas del río, en especial los del caserío Las Veritas, que confiaban en que en la naciente temporada vacacional se incrementara la afluencia de turistas”, precisó Montes de Oca.

Este jueves, periodistas de El Impulso, en compañía de residentes de la zona, hicimos un recorrido por parte del río y se pudo comprobar que del mismo sólo quedan pozos de aguas empozadas y mal olientes.

El mayor de ellos se ubica en el sector del tapón, por donde, hasta la pasada semana, brotaba un torrente de agua procedente del embalse.

“Sin el río no tenemos vida, no viene la gente, y menos con ese olor a pescado podrío que sale de esos charcos que han quedado”, manifestó un empleado de uno de los balnearios de Las Veritas.

Otro de los habitantes de la zona dijo que la falta de mantenimiento del embalse no sólo es en las compuertas sino también en todo el sistema, incluso en el muro, que se encuentra enmontado por completo.

Extraoficialmente se dijo que se esperaban instrucciones desde Caracas para realizar los trabajos necesarios, los cuales quedarían a cargo de la empresa local Enmohca.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios