FOTOS: Falcón desaprobado por sus trabajadores

Mariángel Massiah | Fotos: Karen Paradas |

Trabajadores de la gobernación del estado Lara se congregaron en las inmediaciones de la plaza La Justicia. Al sitio se dirigieron decenas de empleados con sus respectivos uniformes. Cargaban en sus manos algunos carteles y con un megáfono en mano le relataron a la ciudadanía cada una de las penurias que sufren como funcionarios del Ejecutivo regional.

Norlys Palacios, secretaria de organización del Sindicato de Empleados Públicos del Ejecutivo del Estado Lara, informó que trabajadores de la gobernación se encuentran en una situación crítica, al no llegarles el dinero necesario para honrarlos en cuanto a las “conquistas” salariales y de convención colectiva.

Ella denunció que más de 34.000 trabajadores de la gobernación devengan un salario inferior al mínimo, tan sólo alcanzando 2.500 bolívares diarios; sin tomar en cuenta el grado de instrucción de cada persona o el cargo que ocupa. Hizo hincapié en que tanto personal médico como administrativo cobran el mismo salario, porque el tabulador no ha sido actualizado.

“Estamos obrerizados, sin denigrar a nadie. Somos profesionales y necesitamos que se nos reconozcan como tal”, expresó Palacios.

Así mismo resaltó que la convención colectiva se encuentra desfasada, al no discutirse desde el año 2012.

Otra de las inquietudes de estos empleados, es el hecho de que el gobernador Henri Falcón no ha aceptado dialogar con ellos, desconociéndolos después de un proceso electoral que llevaron a cabo en mayo de este mismo mes.

“Usted habla de diálogo, de ponderación y muchas cosas bonitas, pero a esta organización sindical se le ha cerrado la puerta. Los trabajadores también votan ciudadano gobernador, al igual que sus familiares”, dijó Palacios.

Por su parte, Julio César Marín, presidente del Sindicato, agregó que su protesta también va dirigida al Gobierno nacional, específicamente al presidente Nicolás Maduro, por ser la fuente principal de distribución del presupuesto nacional, y no cumplir con su compromiso cada mes, como debería ser. Situación que a su vez ha traído problemas para el pago de las “paupérrimas” quincenas que reciben.

Sin recursos

Juana Silva actualmente padece de una infección urinaria que no ha podido tratar por falta de recursos. Asegura que con los 26.000 bolívares que le pagan quincenalmente no puede costearse ni los exámenes o medicamentos para tratarse. Ella se pregunta que cómo es posible que siendo profesional, con 21 años de servicios, y de la tercera edad, no tenga con que hacerse su tratamiento.

Antes eso exigió la actualización del tabulador, y todo lo que les corresponde por derecho.

“Él (Falcón) llegó esta mañana y se llenó la boca en el programa de Víctor Torrealba diciendo: ”para ganarme van a necesitar un camión. Y yo le digo: un camión tiene que echarle él para que se ponga al día con los trabajadores, porque se le olvidó que nosotros también votamos y nuestras familias tampoco lo apoyarán al ver las condiciones en la que estamos”.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios