Iglesia Berea crea alianzas con la Unicef

Mariángel Massiah | Foto: Karen Paradas |
[email protected]

Repunta el número de niños en situación de calle. Cifra a la que no solo se le añade menores que habitan en ella, sino quienes adoptaron estos espacios como su lugar de trabajo. La representantes de la Unicef en Venezuela, Delia Martínez, aseguró que este fenómeno proliferó a raíz de la crisis económica que se vive en el país; un número que significativamente incrementó –desde hace un año- en las principales ciudades.

Este viernes, la iglesia Berea inauguró –en uno de sus espacios- una oficina donde la institución religiosa trabajará de la mano con la Asociación Nacional de Consejeros de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes (Asonacop) y la Unicef, para atender esta situación vinculada con la violencia que viven los niños y atacar el problema con un plan de trabajo y formación.

Martínez destacó que en Venezuela aún es un desafío contar con un adecuado sistema de información para conocer la dimensión de cada uno de los fenómenos que existen en el ámbito de protección. Sin embargo, su iniciativa no está enfocada en números, sino tener un análisis de tendencia, conocer quiénes son y dónde están, darle un seguimiento a estos niños, y trabajar en políticas de atención más adecuadas.

Esta alianza tendría intervención en 10 municipios en todo el territorio -escogidos como sitios priorizados- los cuales son: Sotillo, Libertador, Chacao, Sucre, Guaicaipuro, Baruta, Iribarren, Palavecino, Maracaibo y Valencia. Elegidos por sus números de habitantes, y mayor visualización de niños en condición de calle.

Martínez hizo hincapié en que su proyecto no permitirá que se continúe desmembrando a la familia. En su opinión, la solución no está en la institucionalidad de los niños. “La sociedad dice: Ahí hay niños en la puerta de los centros comerciales y yo no los quiero ver. Agarran esos niños y los meten en una casa de abrigo, donde ya no los vean. La institucionalización no es la respuesta, sino lo contrario, debemos fortalecer a la familia. Mi propuesta es no irnos por la vía fácil o rápida, hay que atender los problemas que afectan en estos momentos a la familia”.

Por su parte, la coordinadora de Asonacop, Lidi Torres, agregó que será necesario crear programas de asistencia a la pobreza extrema, focalizando que en los consejos de protección exista una articulación con las grandes misiones del Gobierno nacional, a manera de que no se diluyan los esfuerzos que se han venido haciendo y se le dé una respuesta real a estos niños y adolescentes.

Los miembros de la iglesia recibieron a estos nuevos aliados con una gran satisfacción. El apóstol Nercio Barrera recalcó que las grandes religiones trabaja en pro de la familia y el entorno social, para él esta alianza será un momento histórico que bendecirá a la familia venezolana.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios