Aulas de clases vuelven a la normalidad

María Fernanda Peñalver | Foto: Iván Piña |

Finalmente, luego de una semana de inactividad escolar, las instituciones educativas recibieron a sus estudiantes, para dar un inicio “formal” a las clases, debido a que hasta el momento se había estado desarrollando de manera intermitente, debido a los comicios electorales.

En la Escuela Básica de Media Jornada, Tamaca, se visualizó la presencia de gran parte del alumnado, de 1.068 acudió aproximadamente el 70% de la masa estudiantil; según expuso su directora.

Destacó que desde el 18 de septiembre se incorporaron, tal y como se estableció por el Ministerio del Poder Popular para la Educación, no obstante, las elecciones del pasado domingo generaron que nuevamente se tomaran unas pequeñas vacaciones.

“En nuestro caso fuimos centro electoral, pero no tuvimos ningún inconveniente, el mismo día cuando culminó la jornada se recogieron los equipos”, aseguró.

Esta misma situación se repitió en los centros educativos que fueron visitados; tanto de educación básica como de educación media y diversificada.

Por su parte, los directivos expresaron que esperan que las actividades escolares no sean sometidas a otro cese, debido a que esto representa tiempo que debe aprovecharse, considerando además que debido a las protestas registradas durante el tercer lapso del pasado año escolar han estado recuperando ciertos temas que quedaron pendientes.

Las instituciones continúan adaptándose a las modificaciones que se han realizado en el diseño curricular, en donde los estudiantes ahora deben ser parte de los grupos estables de su elección.

Asimismo, los docentes siguen en formación al respecto para poder ofrecerles a los niños las distintas actividades planteadas.

Ciertos cambios

Las elecciones regionales por supuesto generan un impacto en las escuelas, especialmente en aquellas que son dependientes de la gobernación.

Más allá de las mejoras salariales y renovación de contrato colectivo, el magisterio larense anhela darle al alumnado calidad, no solo en cuanto a la enseñanza, sino en cuanto a infraestructura y demás materiales necesarios para beneficiar a los jóvenes.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios