#ESPECIAL Conociendo la sexualidad Asperger

María Virginia Colmenárez | Fotos: Archivo |

El síndrome de Asperger es una condición enmarcada dentro del espectro del autismo, la cual a simple vista no se nota. Por esto se le llama “síndrome invisible”.

En todos los países existen asociaciones y fundaciones dedicadas a llevar casos de personas con diversidad funcional (se debe evitar los términos “discapacitado” o “con discapacidad” ya que son peyorativos: el uso del lenguaje con una finalidad negativa).

En nuestro país, Fundasperver es manejada por personas con Asperger por la siguiente razón: sólo estas personas son capaces de entender lo que significa el síndrome y de esta manera se puede llevar un mensaje de concientización a la población en general para así deshacer todo tipo de prejuicios y tabúes cuya causa radica en la ignorancia.

Entre las diversidades funcionales que manejan estas fundaciones se encuentran: síndrome de Down, autismo, parálisis cerebral, oligofrenia, trastorno de Alzhéimer, mal de Parkinson y el síndrome de Asperger.

Hisvet Fernández, especialista en psicoeducación sexual alternativa, asegura que uno de los grandes tabúes de la sociedad es el de las relaciones sexuales para las personas con discapacidad y por supuesto para las personas con autismo y síndrome de Asperger. Por tal motivo, será dictado un foro chat sobre el tema.

“Voy a trabajar el área de la sexualidad y la comunicación que deberían emprender en ella; este foro es muy útil para los que tienen este síndrome, para sus parejas y además sus familiares y allegados, porque en este taller se le facilitaran herramientas necesarias para el manejo de la comunicación y comprensión de estas personas, ya que ellos y quienes conviven a su lado deben manejar criterios como la sexualidad, algo que para muchos será normal pero para los que lo padecen suele ser de mucha importancia” explica Fernández.

“Creo, que, como ser humano, comprendo y valoro lo importante de que toda persona tenga una vida sexual activa y tenga experiencias con su sexualidad, y compartirla con otras personas que sientan cariño y atracción. Pero nosotros, las personas con síndrome de Asperger, y lo veo desde mi perspectiva de varón, lo tenemos muy difícil, ya que debido a nuestra forma de ser y de estar en la vida cotidiana se nos hace muy difícil acercarnos con seguridad a las mujeres, y más aún cuando sentimos afecto y atracción sexual” explica Ignacio, perteneciente al grupo de personas con el síndrome.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios