Profesores dejan su sueldo en pasaje

José Manuel Zaá | Foto: Iván Piña |

Hace algunos años los profesores de la Unexpo-Carora que viven en Barquisimeto iban y venían en sus vehículos; pero ahora la mayoría quedó a pie y les resulta inviable seguir gastando casi todo su sueldo solo en la movilización para ir a trabajar.

Así lo denunció este martes el grupo de docentes, quienes se encontraban en la casa de estudios pidiendo respuestas a las autoridades de la institución de educación superior, aunque desde la misma lo que indican es que no hay presupuesto.

Afirman que en buseta gastan unos 800 mil bolívares de manera mensual y 1 millón 600 mil bolívares si se mueven en ‘carrito’, cuando el sueldo base de un profesor es de 880 mil bolívares.

“Somos 21 docentes y tenemos que transportarnos todos los días de aquí a Carora. Estamos traba jando para pagar transporte público y no tenemos ingreso que nos garantice la satisfacción de nuestras necesidades básicas”, declaró a EL IMPULSO el profesor de Ingeniería Mecatrónica, Rafael Peña.

“El artículo 240 de la LOTTT nos dice que cuando el lugar de trabajo esté ubicado a 30 o más kilómetros de distancia de la población más cercana el patrono deberá suplir al trabajador el transporte para ir y venir de su habitación al lugar de trabajo”, manifestó.

Peña aclaró que Transbarca no es una opción asequible para ellos por la alta demanda que tienen estos buses y lo puntual que deben ser ellos con sus clases.

El grupo de educadores informó que están en esta lucha desde 2014, cuando la problemática empezó a ahorcar su bolsillo.

“Esto se agudizó el año pasado cuando nos dimos cuenta que ya no podíamos seguir costeando el pasaje y tuvimos que quitar prestado a familiares para poder ir a trabajar”, relató la docente Monserrat Garrido.

Garrido ilustró que este grupo representa el 30 % de los docentes en la Unexpo-Carora y el 60 % de los maestros de la carrera Ingeniería Mecatrónica.

“La ausencia laboral va a impactar bien fuerte a los 1.000 estudiantes que ven clases en dicho núcleo. Si faltamos, no hay clases y por eso es la urgencia.

No queremos dejar de trabajar. Hemos hecho hasta lo imposible para mantener las aulas abiertas pero va a llegar un momento en el que no podamos”, afirmó Garrido.

Asimismo, los educadores hicieron un llamado a las autoridades de la universidad y del Ministerio de Educación Superior, así como a la gobernadora de Lara, para que le consigan solución a esta problemática.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios