Henri Falcón: Con moral y sin doble discurso puedo ir a las presidenciales

Sammy Paola Martínez | Foto: Oswaldo Azuaje |

Un gobierno “para los pobres de verdad”, que no tenga retaliaciones por experiencias pasadas y que se ocupe de reconstruir a Venezuela, fue el planteamiento que realizó este miércoles el precandidato a la presidencia y dirigente de Avanzada Progresista, Henri Falcón.

Acompañado de la militancia del partido, recordó que los venezolanos están atravesando por la desesperanza, la frustración y la desesperación producto de la crisis política, que a su vez se ha generado por “no hablar con la verdad”. A partir de tal premisa, aclaró que Venezuela no necesita de un hombre o una organización sino de un desafío que revierta la dura realidad que se percibe en las calles y en los testimonios.

Ello supone, según su explicación, la conformación de una unidad superior que trascienda los partidos e incluya a todos los sectores que hacen vida en el país. Reiteró a la MUD que se trata de avanzar y no de “recoger” los errores ni de abandonar el camino del compromiso.

Falcón, quien parece ser el único preparado para estas eventuales elecciones, convocadas por la Constituyente y consideradas como ilegítimas, insistió en que debe existir una transición democrática, que no acorrale a nadie ni ejerza retaliaciones. “No queremos que quien fue perseguido se convierta en el perseguidor”.

A su juicio, su propuesta, condensada en el Acuerdo de Caracas, es la única válida para evitar una tragedia en el futuro. Habla sobre su disposición a renunciar a la reelección indefinida e incluso de reducir el peodo porque su estadía como primer mandatario sería solo para reconstruir la República; de levantar el aparato productivo en todas sus áreas y de actuar sin distinción. “Que no se le vea al chavismos con desprecio”, aseguró al tiempo que recordó que su proyecto de Gobierno no incluye la subsistencia con el Psuv después de los comicios presidenciales. Agregó que, incluso, la Fuerza Armada Nacional también debe debatir sobre la posibilidad de tener un nuevo escenario en el país a partir del mes de mayo.

“Con moral y sin doble discurso podemos ir a las presidenciales. Porque hemos participado en todas las elecciones, con un mensaje de coherencia y de verdad. Es la hora de la gente”, sostuvo.

Por acuerdos anteriores, el candidato que representaría a la unidad pasaría por primarias, sin embargo, en esta oportunidad parece estar en vilo la modalidad por la falta de tiempo y de recursos económicos. Falcón no dejó claro si participaría en ellas y mantiene su posición de lograr el consenso.

Asimismo, reconoció al empresario Lorenzo Mendoza como posible adversario y a todo aquel dirigente que se fije como meta ser el próximo Presidente de la República.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios