FOTOS: El liceo Villavicencio está en ruinas

Hugo J. Boscán | Fotos: Karen Paradas |

El liceo Rafael Villavicencio es uno de los de mayor prestigio en el estado Lara, del que han egresado hacia universidades gran cantidad de mujeres y hombres distinguidos.

Fue fundado el 7 de noviembre de 1960 y desde entonces sus aulas se han nutrido con adolescentes y jóvenes de diferentes clases sociales de la entidad.

Pero, pese a esa brillante trayectoria, la institución se ha venido a menos durante los últimos años ante la falta de atención a sus necesidades en la estructura lo que se puede constatar fácilmente en el estado de deterioro de su planta física.

Este lunes, una buena parte de su alumnado decidió exteriorizar públicamente su descontento por la falta de interés de quienes han dirigido la Zona Educativa para resolver su problemática.

Muchachas y muchachos acompañaron a los periodistas de EL IMPULSO en un recorrido por las instalaciones, mientras el personal docente permanecía pendiente de que no se presentara ninguna alteración del orden público.

En primer lugar, dijo uno de los alumnos que queremos que vuelvan los profesores Hugo Losada y Jalitza Duque a la dirección, porque la directora nueva no se preocupa por nosotros.

“Los ladrones se han llevado todo porque el liceo no tiene vigilancia. Se llevaron el techo del pasillo, también parte del gimnasio, donde, igualmente, destrozaron la sala de los profesores, los baños, las lámparas y se llevaron llaves, pocetas, lavamanos y hasta las puertas y el busto de Rafael Villavicencio”, agregó un joven.

Igualmente denunciaron que, por falta de mantenimiento, el tabloncillo de la cancha de baloncesto está destruyéndose pues la madera se está pudriendo, a lo que hay que agregar el que no se pueden programar actividades nocturnas porque no queda ni una lámpara y hasta boquetes han abierto en las paredes.

Una de las estudiantes se quejó de la forma irregular como viene funcionando el comedor.
“Lo único que nos están dando es agua con ahuyama y eso no alimenta a nadie”, afirmó.

Denunciaron que los docentes, afortunadamente no todos, posiblemente por temor a perder sus puestos, no les apoyan en sus acciones de reclamos, como las de este lunes cuando cerraron durante unos minutos la avenida Libertador y algunas calles inmediatas de la urbanización El Obelisco, pero fueron dispersados por uniformados de la Policía de Lara, obligándoles a regresar al interior de la institución.

Un grupo de alumnos, en especial los del quinto año, no estuvo de acuerdo con la protesta pues, afirmaron, eso lleva a la suspensión de clases y por ende a un retardo en su fecha de graduación.

La misma mañana del lunes hubo una reunión informativa en la que se acordó redactar un informe de las fallas para llevarlo a la Zona Educativa.

¿Otro informe, para qué, si ya hemos hecho varios y no nos paran?, expresó un alumno.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios