Fedecámaras: Los ajustes salariales no resolverán la crisis que viven los venezolanos

Juan B. Salas | Forto: Archivo |

El manejo inadecuado de las políticas económicas, es lo que ha destruido el poder adquisitivo del ingreso de los trabajadores, de allí que un nuevo aumento del salario mínimo no va a resolver los problemas que hoy enfrenta la economía, tampoco la crisis que agobia a todos los venezolanos.

El pronunciamiento lo hace el presidente de Fedecámaras, Carlos Larrazábal González, al ser consultado en torno a los ajustes del salario mínimo anunciado por el Presidente de la República y también del bono de alimentación, en función de la nueva Unidad Tributaria, elevada de Bs. 300 a Bs. 500.

El dirigente empresarial asegura que se repite lo mismo que en todos los demás incrementos que se han aprobado hasta ahora, ya que en base a los acuerdos internacionales suscritos con la Organización Internacional del Trabajo, no podría, no debería realizar estos ajustes, si no se discute previamente en forma tripartita con los trabajadores y empleadores, para que esos aumentos vayan acompañados con las políticas económicas que no afecten el poder adquisitivo del trabajador.

Asegura que el Gobierno ha venido aumentando los salarios, como una respuesta a la política económica inflacionaria que tienen, donde los precios por el descontrol de la economía van subiendo de una forma acelerada y lo que busca es una compensación, que ahora ya no es ni siquiera una buena noticia para los trabajadores, porque eso se convierte en sal y agua.

-Mientras no haya un aumento salarial, acompañado con políticas públicas que aumenten la producción, que permitan tener más inversión, tener más trabajos, que se pare la inflación, lamentablemente seguiremos viendo este tipo de fenómenos en forma recurrente; pero lamentablemente, el gobierno no rectifica en esta materia, y simplemente es un correctivo, que no tendrá mayores beneficios, pero también es un reconocimiento a la gran distorsión que se está generando ahora con la desalarización de los sueldos, donde los bonos son una parte mayoritaria del ingreso de los trabajadores y eso no tiene impacto en las prestaciones, lo que refleja tambien el fuerte impacto que tiene la inflación en la retroactividad por la ley perniciosa que tenemos de la retroactividad de las prestaciones sociales, que al primero que afecta es al propio Estado que el principal empleador del país-, asegura.

Advierte que esto nos llevará, más temprano que tarde, a modificaciones legales importantes, que permitan solventar esta situación, agregando que lamentablemente esta no es una buena noticia para nadie, ya que en estos momentos el sector empresarial está muy afectado, con unos inventarios extremadamente bajos, las ventas son bajas y los costos de operar cualquier negocio se incrementan en forma significativa, y no hay forma como incrementar la producción ni las ventas para compensar estos incrementos.

Advierte que los sectores pequeños y medianos, son los más afectados con estos ajustes, señalando que muchos locales comerciales que en diciembre estaban abiertos, hoy están cerrados, indicando que para poder pagar estos incrementos, los negocios deben tener el flujo de caja suficiente.

-Hay que reconocer que el poder adquisitivo del venezolano, se ha destruido por las malas políticas económicas del gobierno, pero el problema no se soluciona con estos aumentos de salario, el problema se resuelve acabando con la inflación, y el gobierno no toma ninguna medida económica que le ponga freno a este flagelo, sino que la toma por la vía policial, de la persecución y esta demostrado en países como Brasil, Argentina, Perú Bolivia, Nicaragua, que tuvieron hiperinflación, que esta enfermedad grave no se corrige con persecución del empresario, con controles de precios, sino con políticas económicas coherentes y sanas y lamentablemente el gobierno no las aplica-, aseguró el presidente de Fedecámaras en programa radial.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios