El sarampión, otro mal en Venezuela

Yulimar Rodríguez | Fotografías: Archivo |

El número de epidemias y casos de sarampión ha ido en aumento, sobre todo en oriente y sur del país, debido a la deficiencia de las condiciones sanitarias, socioeconómicas, hambre y desnutrición.

La invasión de plagas y epidemias es inminente, en un país donde son frecuentes las emigraciones. Las fronteras son extensas y carecen de vigilancia desde el punto de vista epidemiológico.

Los venezolanos, pasan día a día penurias por la calle, en consecuencia de escasez de alimentos y medicinas, factores que vulneran la salud de los ciudadanos que se debilitan poco a poco, cualquier virus puede causar estragos en un población carente de muchas necesidades y recursos.

Según el Neurocirujano, Rubén D. Lopera, “esta enfermedad es viral y el virus penetra inicialmente a través de las membranas exteriores de las células de las mucosas de la orofaringe e incluso la de las conjuntivas, luego se propaga por todo el cuerpo y produce además de la inflación de las mucosas, tos, enrojecimiento de los ojos, fiebre, malestar general, dolor de cabeza, debilitamiento, erupción (exantema) de roja a marrón en la piel e incluso diarrea”.

Los casos confirmados se reportaron en ciudadanos venezolanos, no vacunados

Manifestaciones más graves

Del mismo modo, existen otras manifestaciones más graves que se producen cuando hay complicaciones infecciosas como la bronquitis, neumonías o toque en el cerebro (encefalitis).

Una complicación extraña puede producir años posteriores a la enfermedad, aún siendo curada aparentemente, tales como, Panencefalitis Esclerosante Subaguda (SSPE) y que puede conducir a la muerte de la persona, incluso estando vacunada, explica el experto.

Los síntomas más evidentes suelen ser:

• Deterioro psiconeurológico.
• Trastornos de la personalidad.
• Convulsiones.
• Alteraciones del movimiento.
• Fotosensibilidad.
• Trastornos motores.
• Enflaquecimiento
• Estado de coma y muerte.

El neurocirujano, explica que “esta complicación se debe a una mutación en una de las proteínas (M) de la membrana del virus del sarampión que bloquea a los anticuerpos que nos protegen y nos dan la inmunidad necesaria para defendernos, por eso nos sigue ganado este virus y sus complicación en el tiempo”, pero asegura que no suele ser frecuente.

“Las principales causas de mortalidad están en las complicaciones infecciosas respiratorias y sobre todo en niños menores de 5 años y en los adultos después de los 20 años”.

Altamente contagioso

Este virus es altamente contagioso, suele producir úlceras en la boca, alteraciones en los ojos y otitis, son también complicaciones bacterianas, de igual modo puede producir ceguera, además debilita el sistema inmunitario y de defensa, las personas que ya presentan una enfermedad o infección previa la pueden exacerbar o hacer que aparezca, suele ser más grave si el paciente es ya inmune suprimido o desnutrido.

En el mismo sentido, Lopera argumenta que “el 90% de los vacunados a las dosis adecuadas y en el tiempo establecido, la protección contra el sarampión es alta y los repuntes que ha habido en los últimos años o días en las poblaciones, es que muchas de esa personas no estaban vacunadas, sin entrar en detalles si las vacunas estaban o no en buen estado, o en las personas que tuvieron algún refuerzo durante su vida”.

Los enfermos con sarampión deben ser aislados y las personas que están en contacto con ellos deben tener extrema precaución, sobre todo en su fase virulenta y si no han sido vacunadas.

Las autoridades sanitarias han descuidado su labor primordial según los revelan estudios que han sido reportados en varios casos mundiales, causantes de las epidemias o el incremento de casos.

Venezuela registra el mayor brote de sarampión en Latinoamérica

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios