Héctor Contreras: «Trabajadores de la construcción sin nada que celebrar”

-

- Publicidad -

El día de hoy se celebra el Día de los Trabajadores de la Construcción, fecha que enaltece a los hombres recios que con sus manos han construido la infraestructura del país.

El sector de la construcción toma forma como industria desde los años de 1958 cuando comienza los grandes proyectos urbanísticos del 23 de Enero en la ciudad de Caracas.

- Publicidad -

A propósito de esta conmemoración el día de hoy, vale la pena preguntar: ¿qué tienen que celebrar los trabajadores de la construcción? A lo que el vocero de la Comisión transitoria de la CTV Lara y secretario ejecutivo del Sindicato de la Construcción, Héctor Contreras, responde puntualmente: “no tenemos nada que celebrar hoy”.

“Estamos invitando a seguir combatientes en la lucha y no perder la esperanza. Este año arrancamos como se dice: pateando la lámpara. Este año comenzamos en una lucha férrea en materia de contratación colectiva, ya que una prorroga que había del contrato, la desconocimos y nos fuimos a negociar directamente desde las bases de los trabajadores con los empresarios, y solo así logramos estar ganando casi 40.000 bolívares diarios; esto se logro con mucha lucha y unión del gremio”, comentó el secretario del Sindicato de la Construcción.

Contreras expone que más allá del sueldo obtenido en la lucha del gremio, la situación con los trabajadores de la construcción es delicada y es una realidad que no escapa a los demás sectores del país, “hoy vemos como el sector petrolero, eléctrico, la industria del cemento, también están haciendo sentir sus lamentos”.

- Publicidad -

A como se ve la realidad del país, es evidente que los elementos de esfuerzo y meritocracia están siendo desechados por las políticas económicas del país, el esfuerzo hacia el crecimiento, superación y formación van en caída y los resultados se ven reflejados en todo el talento y mano de obra que está haciendo proyecto de vida en otros países.

El éxodo se ha llevado la mano de obra

“El éxodo, lamentablemente está jugando a favor del país, porque a nivel político son cuatro millones menos de votantes, pero al mismo tiempo son cuatro millones de personas menos que no hacen presión en la falta de alimentos, de medicinas y empleo”, así lo considera Contreras, que el Estado se ha beneficiado en algún sentido con los millones de personas que se han ido del país.

De 20.000 hombres, con los que contaba el gremio de la construcción tan solo quedan unos 2.000; muchos de ellos han emigrado del país, y otros han cambiado sus oficios buscando otras alternativas para vivir, y parte de esta problemática es que en el país ya no se está construyendo, “no hay obras en el país, y es que los insumos básicos para construir están en las empresas que ha tomado el país: el cemento, el hierro, actualmente están paralizadas”.

No hay insumos y el Gobierno no tiene como financiar grandes proyectos, y por ende el mayor perjudicado es el trabajador de a pie y como consecuencia el pueblo, finalizó Contreras.

Pulsa aquí para apoyar la libertad de expresión en Venezuela. Tu donación servirá para fortalecer nuestra plataforma digital desde la redacción del Decano de la Prensa Nacional, y así permitir que sigamos adelante comprometidos con la información veraz, como ha sido nuestra bandera desde 1904.

¡Contamos contigo!

Apóyanos aquí

- Publicidad -

Más leido hoy

- Publicidad -

Debes leer

- Publicidad -
- Publicidad -