La pera favorece la digestión y mejora el sistema

El impulso | Foto: Archivo IMP |

De sabor dulce y textura granulosa, protege también el corazón, reduce el riesgo de algunos tipos de cáncer y repara los tejidos

La pera es una fruta jugosa y carnosa de tamaño mediano que gracias a la gran cantidad de nutrientes que posee y su alto de contenido de fibra, estimula la digestión, mejora la salud intestinal y protege al organismo de diversas enfermedades.

Este comestible, que suele ser más angosto en la parte superior que en la inferior, y crece mayoritariamente en un árbol llamado Pyrus comunis o peral común, mejora también la circulación, el conteo de glóbulos rojos, repara los tejidos y acelera la cicatrización.

Contiene pocas calorías y una gran diversidad de vitaminas (A, B1, B2, B3, B6,C, E y K), así como ácido fólico, cobre, fósforo, potasio, boro, calcio, hierro, magnesio, manganeso, sodio y azufre, que le permiten fortalecer el sistema inmunológico, calmarla tos, la congestión pulmonar, reducir la inflamación, la pérdida de mineral óseo y actuar positivamente en la piel, cabello y ojos.

Estos envases permiten conservar de forma adecuada la frescura y el sabor de las frutas, así como su valor nutritivo.

Existen cerca de 30 variedades de este alimento, de diferentes colores, texturas y sabores. Se clasifican en: peras de verano y de invierno. Es consumida cruda, como ingrediente para otros platos como ensaladas, en postres (compotas, mermeladas, entre otros).

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios