Uzcátegui: Más de 70.000 comercios han desaparecido con la revolución #22Oct

Juan Bautista Salas | Foto: Archivo IMP |

La realización del censo de los comercios por parte del Gobierno, les va a permitir comprobar que para 1998 había en el país más de 120.000 centros de distribución de alimentos, entre las grandes cadenas de supermercados, abastos, bodegas, carnicerías y hoy apenas si superamos los 50.000 en todo el país, lo cual es crítico, porque la merma es muy importante.

El planteamiento lo formula la presidenta de Consecomercio, María Carolina Uzcátegui, quien señala además la gran cantidad de puestos de trabajo que se han perdido, sino también la enorme cantidad de ventanas de oportunidad que hoy ya no existen, afirmando que los que quedan, son muy pocos los que tienen autorización para la venta de productos regulados.

“El operativo está comenzando este lunes, los comerciantes están a la expectativa, pero suponemos que se trata de un censo para determina cuantos son los establecimientos disponibles que se dedican a la distribución de alimentos que hay en el país, recordemos que los Mercales, Pdvales y la red de distribución que ellos mismos habían establecido también ha mercado en relación con lo que hiubo originalmente y son muchas las cosas que deberían estar funcionando de una manera diferente a como están operando ahora, pero lamentablemente toda esta política de persecución, de acoso, de control de precios, de controles de movilización; además el gobierno decide que se va a producir, como se va a producir, a quien le llevan la materia prima y a a quien no, recordemos que quien importa materia prima es el Ejecutivo, entonces tenemos que decir que la situación cada día se pone más compleja y es que el gobierno se empeña en hacerla de esa manera”, dijo Uzcátegui.

Señala que esta pérdida de más de 70.000 establecimiento se ha dado entre 1998 y el 2018, existiendo inicialmente cierta estabilidad  en el sector, pero comenzó la reducción a partir del 2012 cuando se recrudece todo el esquema de restricciones y controles de todo tipo.

Como ejemplo de esta situación crítica del comercio, indicó que el primer supermercado de Ciudad Ojeda, en el estado Zulia, funcionó hasta el mes de agosto de este año, afirmando que se lo llevó este desastre, las últimas locuras del gobierno.

Dijo sentirse optimista con este operativo, por cuanto le va a permitir al Gobierno ver cuantos comerciantes aun siguen en pie, con sus santamarías abiertas, con todas las dificultades y todos los temores y el psicoterror que se ha tratado de implementar en el país, en entrevista radial.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios