#OPINIÓN Reflexión en Positivo: Solo Unidos podemos, todos sin excepción #22Nov

José Gerardo Mendoza | Ilustración : Victoria Peña |

Para quienes tienen el trabajo como una bendición de Dios y una norma de sentirse útil y mantener la creatividad funcionando en positivo, en busca del bien, para esas personas hay dos días que no existen el ayer y el mañana, es hoy y para luego es tarde, nuestro país así los reclama y no hay razón para fallarle si todas las condiciones están dadas, no hay que inventar nada si todo está a la mano solo que hay ponerle voluntad y fe, y  unidos ponerle como punto de honor la recuperación del país ,nuevamente convertirlo en productivo, acreditado, honorable, apetecible, admirado y amistoso donde quepamos todos sin discriminación fuente de vida  que solo cause que cada quien piense como quiera, pero que sus pensamientos contribuyan a salir de la crisis; como prioridad, como debe tratarse todas las emergencias.

 Como podemos lograr esto con la mayor facilidad las condiciones están dadas, si todos aportan un poco de todos los lados, en este caso deben llegar las cargas repartidas a todos, nadie en el mundo puede tener éxito solo, ni actuar por los demás, ni pensar por ellos, ni decirle como debe actuar. Es abriendo paso a toda la creatividad, respetándose los aportes vengan de donde vengan con tal sean de la decencia, honestidad, ética y armonía. Kennedy nos dejó un mensaje para siempre recordaremos «un hombre puede morir, un país puede derrumbarse o dejar de crecer pero las ideas vivirán por siempre». Y si nuestro país según está virgen y la voluntad sobra, están las condiciones dadas para poner las ideas a funcionar a toda máquina, con un arranque enérgico que no de pie al pesimismo y sin buscar culpables sin odios ni rencores, poniendo a la unidad por delante y nuestra amada patria como una madre querida, que todos la amemos, la respetemos como madre de todos y no de un grupo.

Sin entender en el mundo entero por qué esas diferencias tan marcadas por que se atropellan a quienes quieren producir, contribuir y compartir produciendo más de lo que consumimos, cuantos países quisieran tener gente como la nuestra, generadores de puestos de trabajo, como quienes se dedican a la labor del campo, ganaderos, agricultores, industriales y todo el que se dedique al trabajo productivo, sobre todo la producción y distribución de alimentos que es lo más sagrado del planeta, como se trabaja con hambre y desnutridos eso piensan los que le sobra y viven en la abundancia al menos esfuerzo, como le explicamos al mundo las necesidades y la crisis de esta rica patria no hay forma de explicar si es que estamos dotados de todo lo que se necesita, un país para vivir en abundancia, cuál sería la respuesta cuando nos pregunten por la escasez de alimentos cuando contamos con las mejores tierras productoras de primera línea con sentido patriótico y amantes de la  producción del campo, trabajadores a tiempo completo y una voluntad inquebrantable dispuestos a vencer obstáculos todos por Venezuela, sacando la cara para volver a conquistar la confianza y prestigio.

Cómo le explicamos al mundo este retroceso tan difícil de entender, por ejemplo da tristeza cuando los altos dirigentes con toda seriedad y conocimiento de causa anuncian con un inevitable nudo en la garganta y voz de tristeza pero con plena seguridad que en este país hacían casi trece mil industrias y hoy solo quedan tres mil trabajando un cuarenta y cinco por ciento 45%, cómo le explicamos que la producción agrícola bajo el 76%, cómo le explicamos que los centrales azucareros están en vías de desaparecer como podemos entender que el consumo de carne era de 24 kilos y hoy está en menos de 7 kilos, cómo podemos entender esto de que carecemos de todo, pero de todo; ejemplos sobran,  insumos para generar maquinarias y repuestos los mayores viacrucis esto lo antepone la inseguridad reinante y la persecución a los ganaderos y todo el que desea producir además los científicos de la economía anuncia a vos populi una hiperinflación de 40 millones, que productor, industria, agropecuaria puede aguantar esto, ojala antes de que sea más tarde haya una rectificación de quienes manejan las políticas económicas antes de que el país termine de hundirse no vale la pena ese sacrificio, es que con un poco de humildad se logra, nada hay que inventar y menos en un rico país como este es solo coordinar las ideas y consultar a quienes tengan experiencia e ideas de lo que es prosperidad y cero escasez. Einstein nos dejó un mensaje con validez permanente “Hay una fuerza matriz más fuerte que el vapor y la electricidad” la voluntad y pienso que es lo que sobran a los que tienen ansias de producir y ver un país próspero en este artículo están plenamente identificados.

 Ahora más que nunca el campo es la solución, unidos todos por la Paz, la Convivencia, el Respeto y la prosperidad de nuestro país…

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios