#OPINIÓN Reflexión en positivo: Sin corazón en el pecho #29Nov

José Gerardo Mendoza |
Heart in the hands of the doctor.

Como buen ciudadano hay que luchar por la construcción de la confianza y la destrucción de los conflictos, eso justamente es lo que a clamor aspira el 90% noventa por ciento de los habitantes de este país tan tristemente golpeado en estas dos últimas décadas y si es un noventa por ciento que quiere la convivencia no se entiende porque no se ha logrado, no deseo pensar que sea por falta de voluntad, talento o intereses personales, esto sería lo más lamentable de pensar, que quien está en el deber de defendernos también sean cómplices de la tragedia y hayan puestos sus intereses por encima de su formación y responsabilidad, pensemos que a pesar de la crisis que nos ahoga no debemos perder la fe y la confianza sino una rectificación de buena fe, en forma pacífica poniendo el país por delante, haciendo valer nuestros valores e idiosincrasia, nuestros bien aplicados a los desangradores del país.

Poner en práctica aquello de que de las cosas más segura es desconfiar y no andar persiguiendo malandros, rufianes. Que todos los reales del mundo les parece pocos y para que se les persigue ahora después de los hechos consumados, donde estaban las autoridades cuando empezaron esas riquezas súbitas y un salto de pobreza aguda a muy rico de una semana para otra, lo demás después de esto ha sucedido no es muy valioso aquello que después del ojo afuera no vale santa lucia, lo importante sería que devolvieran todas esas riquezas al país con sus beneficios y no tenemos dudas que se podría construir o hacer dos países y hasta más moderno, como es el nuestro esto según las cifras que anuncian las autoridades.

Me disculpan mis lectores, que hoy me salí del camino pero como esto de la corrupción es el tema del día aparte que ocupa todos los espacios y nos contagia la indignación y la injusticia cuando vemos ese malandraje hoy disfrazado de gente decente, dándosela de bondadosos y moralista o filántropo, bonchones y regalones con lo que no les costó nada y el esfuerzo de todos los venezolanos que saben producir, pagar impuestos, cumplir con sus deberes, generar ideas para el generar bien, pregunto ese es el motivo de ser contagiado por la imaginación y a la vez arrecho al ver tantos venezolanos comiendo de la basura, familia enteras que comen una sola vez al día, algún angelito de esos insaciable que saquearon a el país habrá pensado que la desnutrición está matando a los niños y todo el de bajo recurso que necesita alimentarse y vestir a sus hijos. Y que con los precios de hoy jamás lo lograran o esos tipos y quienes lo apoyaron creo que nacieron como dice la canción, sin corazón en el pecho.

Y un ruego porque nada, ni nadie nos perturbe la felicidad de ser productor del campo y la paz de nuestros seres queridos, sin olvidar que la vida nos pide que hay que dar más y olvidar lo que se ha dado, así que amigo productor nada de desmayar con la dignidad y orgullo de siempre debemos seguir produciendo comida en abundancia hasta saciar a los que disfrutan entorpeciendo al productor, es preferible actuar y comportarse como le oí decir a nuestra admirada Dra. Betty que “hay que hacerse el muerto para agarrar zamuros vivos”, pero nada de apendejiarse, o poner en práctica el mensaje del Dr. Louis Pasteur dijo: “El mayor placer de una persona inteligente, es aparentar ser idiota, delante de un idiota, que aparenta ser inteligente”.

Ahora más que nunca el campo es la solución, unidos todos por la Paz, la Convivencia, el Respeto y la prosperidad de nuestro país…

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios