Adolescente venezolano gana cuatro Southcoast Emmys 2018 #3Dic

José Daniel Sequera - @jdsequerar | Foto: Cortesía Franklin Mejías Castellanos |

El adolescente venezolano Franklin Mejías Castellanos se hizo acreedor de cuatro premios Emmys 2018 en el capítulo Southcoast , en la gala que se llevó a cabo el pasado sábado 1 de diciembre, por el documental basado en su propia vida “Más allá de mis manos“.

Este trabajo audiovisual obtuvo los premios a Mejor Documental, Mejor Edición, Mejor Fotografía y Mejor Producción; destacando el hecho que eran las únicas categorías a las que estaba nominado.

En su cuenta de Instagram, el joven de 19 años dedicó su premio a Venezuela. “Gracias a Dios y a todos los que me han apoyado desde el primer día. Venezuela estos premios te los dedico desde lo más profundo de mi corazón. Te amo y te Extraño”, escribió.

Más allá de mis manos” es un relato sobre la de vida de este joven venezolano que es un ejemplo para las personas con discapacidad, pues sus extremidades les fueron amputadas después de haberse contagiado con una bacteria estando de viaje en Estados Unidos.

https://www.instagram.com/p/Bq5L8DuDSW3/?utm_source=ig_embed

Una impresionante historia de vida

En septiembre del 2011, Franklin junto a su hermana y su padre, viajaron a Estados Unidos para visitar Disney World. Cuando apenas tenían seis días en Florida, le dio fiebre y vómitos. Pensando que era una simple intoxicación, Franklin fue llevado a un doctor para hacerle exámenes.

Los resultados de los exámenes arrojaron que Franklin había sido infectado con una bacteria muy agresiva llamada Streptococcus, que había entrado a su torrente sanguíneo. Como la bacteria había obstruido la circulación en sus extremidades, médicos estadounidenses no tuvieron otra opción que amputarle parte de sus piernas y sus manos.

Tras otros exámenes descubrieron que la bacteria se hacía resistente porque Franklin tenía una deficiencia inmunológica llamada IRAK-4, que no produce suficientes defensas para luchar contra agentes nocivos. Desde entonces, Franklin tiene que tomar antibióticos diariamente para poder llevar una vida normal.

 

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios