#OPINIÓN Cronicario: Los conciertos navideños de Morella Muñoz sonaban encantadores #4Dic

Juan José Peralta |
Morella Muñoz, cantante.

Uno de los aguinaldos más hermosos de nuestro repertorio navideño nacional es Niño Lindo, del siglo XIX y recopilado en San Pedro de los Altos, estado Miranda por el maestro Vicente Emilio Sojo en sus andanzas musicales. Y su interpretación más hermosa para mí es la de Morella Muñoz, esa bella negra caraqueña y especial que me enamoró con su voz de flauta celestial desde que la escuché una tarde decembrina de 1967: yo iba desde la ciudad universitaria para mi Candelaria querida y al atravesar a pie el parque Los Caobos de pronto comencé a oír una música especial, me sorprendió un singular concierto navideño de espectadores selectos. Es que los aguinaldos venezolanos en su voz sonaban encantadores. Una verdadera delicia.

Aguinaldos en el parque

Apresuré el paso y como en un pesebre allí estaban al piano Guiomar Narváez, al cuatro Federico Reyna y con un sonajero de chapas en las manos la formidable Morella Muñoz con su voz de seda cantando aguinaldos, después recopilados en un CD por la Fundación Morella Muñoz, parte del legado de una gran artista que se nos fue muy temprano, cuando le esperábamos mucha más vida con nosotros.

Jamás olvidaré aquella tarde cuando al atravesar el parque, escuché a lo lejos una música hermosa como, una sinfonía de pájaros bajo una lluvia de hojas sonoras de los árboles con cantos de luciérnagas y grillos ocultos en la fronda, una serenata de voces de ángeles anunciando Navidad.

Era diciembre de 1967 y el embrujo de aquella música en el bosque me hizo apresurar el paso en busca de la fuente de aquel concierto de catedral.

¿Cómo trajeron hasta aquí ese piano? preguntaba un niño a una señora joven que le pidió silencio, con el índice en los labios.

Eran aguinaldos venezolanos cantados por Morella, quien hacía tintinear su sonajero de chapas con una mano llevándolo rítmicamente a la palma de la otra.

Afortunadamente el concierto apenas empezaba y los músicos también estaban tan encantados de aquel rato que hasta repitieron al final otras piezas fuera de programa.

La inolvidable Morella

Siempre pensé que la más encantada y contenta era aquella risueña trigueña inmensa de voz celestial que todos los años sigo extrañando porque esos conciertos ahí se repitieron varios diciembres. Desde allí me hice admirador de la pulcritud de aquella voz privilegiada a quien ya conocía a través del quinteto Contrapunto, grupo exitoso fundado por Rafael Suárez y Domingo Mendoza, quienes incorporaron a Morella Muñoz junto a Guiomar Narváez y Jesús Sevillano y nos enseñaron afectos por la música coral venezolana en los 60´con un repertorio nacional de canciones también inolvidables.

En un reportaje, el periodista Rafael Enrique Arias llamó a Morella “la grande, la viajera, la mujer que rompió esquemas y se convirtió en la diva de la canción académica y folklórica en Venezuela para ser reconocida por todo el mundo, fue una auténtica defensora de los cantos infantiles y en general de la cultura venezolana”.

Gunilla Álvarez Muñoz, su hija y presidenta de la Fundación Morella Muñoz la define, “ante todo como una apasionada gestora cultural. Siempre tuvo la preocupación de que la gente contara con un lugar para escuchar música, para conectarse con ésta, con sus valores y sus raíces. Hoy en día, sin lugar a dudas, es una de las voces más potentes que ha existido en Venezuela. El extraordinario talento de Morella Muñoz fue cultivado como debió haber sido”.

Aquella gran artista

Hija de Mercedes Muñoz y Juan Antillano Valarino, Morella nació el 29 de julio de 1935 en la caraqueñísima parroquia San José y se marchó el 15 de julio de 1995 a escasos catorce días de cumplir sesenta, mientras aguardábamos tanto de sus cantos, energías y entusiasmos como promotora de nuestros valores musicales.

En 1946 ingresó al Liceo Andrés Bello donde formó parte del orfeón y por sus dotes musicales la invitaron al Orfeón Universitario de la UCV. En 1948 cantaba a escondidas de su casa en la Radiodifusora Venezuela, con el seudónimo de Morella Kenton, pero fue en 1953 cuando en la Escuela Superior de Música “José Ángel Lamas” enserió sus estudios de canto bajo la dirección de los maestros Vicente Emilio Sojo, Inocente Carreño y Juan Bautista Plaza.

El año de 1961 fue muy bueno para mí, me contó en su casa de San Bernardino. Debuté en el Palazzo Forte de Verona patrocinada por la Academia de Cultura Musical de la ciudad y me gané el Premio Primavera de Praga. Al regreso me incorporé al Quinteto Contrapunto con quienes al año siguiente grabé mi primer disco y me casé con Pedro Álvarez.

En 1982 mi entrañable amigo el poeta Carlos González Vegas escribió un libro hermoso testimonial sobre el arte de Morella Muñoz, “La invención del Canto”, para acompañar una edición antológica de doce discos. Contó el músico venezolano Aquiles Báez, apasionado del arte de Morella que la acompaño con su guitarra en su último concierto en el Teatro Teresa Carreño que “ese día había algo distinto, desde la música hasta por una especie de sexto sentido que me decía internamente que algo iba a suceder. Fue la última vez que la voz del canto de pilón, la del Quinteto Contrapunto, cantó en público”.

Báez notó que la sentía sudar frío y que era la adrenalina del espectáculo. Al caer el telón diseñado por el maestro Jesús Soto, Morella le gritó “Aquiles, sostenme que se me van las piernas”. Báez soltó la guitarra y saltó a socorrerla. La llevaron al médico del teatro quién le detectó taquicardias y le recomendó ver a un especialista. “Cuando se calmó, tal como era Morella, nos marchamos a comer una paella que para ella era un gran placer, sobretodo, después de un concierto. Quince días más tarde sufrió un Accidente Cerebro Vascular, del cual no se recuperó. Para mí siempre será un honor saberme parte de su último instante en un escenario”.

Una tarde de julio, temprano se nos fue Morella con su música a otra parte. Todavía no termino de llorar su ausencia.

  • NIÑO LINDO (Del Siglo XIX – Recopilación de Vicente Emilio Sojo) Acompañada a la guitarra por el Maestro ALIRIO DÍAZ con quien grabó un disco de aguinaldos _(00:00
    <https://www.youtube.com/watch?v=06zCGG2eOOo&t=0s>)
  • 02- ESPLÉNDIDA NOCHE (Del Siglo XIX – Ricardo Pérez)_(02:15
    <https://www.youtube.com/watch?v=06zCGG2eOOo&t=135s>)
  • 03- NIÑO VENTUROSO (Del Siglo XIX – Rogerio Caraballo)_( 04:23
    <https://www.youtube.com/watch?v=06zCGG2eOOo&t=263s> )
  • 04- ALEGRES CANTEMOS (Del Siglo XIX – Ricardo Pérez)_(06:43
    <https://www.youtube.com/watch?v=06zCGG2eOOo&t=403s>)
  • 05- DE CONTENTO (Del Siglo XIX – Rafael Izaza)_(09:28
    <https://www.youtube.com/watch?v=06zCGG2eOOo&t=568s>)
  • 06- EL NIÑO ES ÉL MISMO (Miguel Delgado Esteves y Otilio Galíndez)_(11:33
    <https://www.youtube.com/watch?v=06zCGG2eOOo&t=693s>)
  • 07- SI ES VERDAD (Anónimo)_(16:17 <https://www.youtube.com/watch?v=06zCGG2eOOo&t=977s>)
  • 08- AGUINALDO MARGARITEÑO (Tradicional margariteño)_(18:54
    <https://www.youtube.com/watch?v=06zCGG2eOOo&t=1134s>)
  • 09- LA PASCUA FLORIDA (Tradicional monaguense)_(21:28
    <https://www.youtube.com/watch?v=06zCGG2eOOo&t=1288s>)
  • 10- LA BARCA DE ORO (Alejandro Vargas)_(23:42
    <https://www.youtube.com/watch?v=06zCGG2eOOo&t=1422s>)
  • 11- AL CANTAR EL GALLO (Tradicional de Naigüatá)_(27:15
    <https://www.youtube.com/watch?v=06zCGG2eOOo&t=1635s>)
  • 12- LA CHISPA Tradicional parranda de Carayaca_(30:06
    <https://www.youtube.com/watch?v=06zCGG2eOOo&t=1806s>)
  • 13- DIME SI ES PASCUA (Otilio Galíndez)_(32:23
    <https://www.youtube.com/watch?v=06zCGG2eOOo&t=1943s>)
  • 14- LA OTRA NAVIDAD (Rafael Salazar)_(35:37
    <https://www.youtube.com/watch?v=06zCGG2eOOo&t=2137s>)
  • 15- TONO 25 DE DICIEMBRE (Pío Alvarado)_(38:56
    <https://www.youtube.com/watch?v=06zCGG2eOOo&t=2336s>)

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios