Winston Cabas: El déficit de electricidad en el país afecta a todos los sectores productivos #11Feb

Juan B. Salas | Foto cortesía |

El déficit de energía eléctrica que en estos momentos tiene Venezuela, afecta al resto de las actividades productivas como la industria, el comercio, los servicios, la agricultura, la salud, el turismo, la banca, la hotelería, aseguró el presidente de la Asociación Venezolana de Ingenieros Eléctricos y Mecanismo(Aviem), Winston Cabas.

Ratificó que para nadie es un secreto que nuestro sistema eléctrico es muy inestable, es vulnerable y cualquier perturbación que se le presente, por muy leve que ella sea, afecta severamente a todo el servicio eléctrico, insistiendo en que el problema es mantenimiento, recordando que el viernes pasado se presentó una falla, porque la maleza subió tanto en una torre de 25 metros, presentándose una sobretensión que afectó el servicio por lo menos en ocho o nueve estados con una falla en el sistema de transmisión.

Haciendo referencia al apagó que se produjo durante la rueda de prensa de Nicolás Maduro, Cabas indicó que en un país serio, se hubiese destituido en el acto al responsable, o en el mejor de los casos, el funcionario debería haber puesto su cargo a la orden, porque es su competencial garantizar el servicio y la eficiencia del sistema eléctrico. Cabas recordó que lo mismo ocurrió con Jesse Chacón quien dijo cuando lo nombraron Ministro de Electricidad, que en 100 días resolvía el problema eléctrico.

Advirtió que los 19 estados del país con vocación agrícola, que son los que producen los alimentos para el pueblo, no tienen disponibilidad eléctrica, ratificando que no hay forma de producir alimentos porque en esas entidades no tienen electricidad, recordando entre otros a Aragua, Bolívar, Táchira, Carabobo, Yaracuy, Lara, Portuguesa, Barinas,Trujillo, Mérida, Guarico, Apure, Zulia.

Recordó que en el país hay aproximadamente 24.000 Megavatios instalados, si se le quita lo que produce El Guri que son aproximadamente 11.000 MW, que no se pueden excluido debido a la vulnerabilidad del sistema, lo que quedan son aproximadamente 8.000 o 9.000 MW y hay una disponibilidad de plantas termoelectricas de 1.200 megavatios, con lo que se podría alimentar nuestro sistema de riego.          

Dijo Cabas que en estos momentos, lo primero que se impone es llenar los anaqueles de comida para que el venezolano tenga alimentación adecuada, y paralelo a ello iniciar una política sostenida de en el sector agroindustrial para proveerlos de servicio eléctrico, de agua, mejorarle su calidad de vida y darle sostenibilidad a la producción agrícola y esto no esta ocurriendo en estos momentos.

 “Sin electricidad, no hay forma ni manera de que se produzcan alimentos en el país”.

El ingeniero Cabas recordó en entrevista televisiva, una frase que señaló lo ha marcado: “muchos países se han desarrollado sin petróleo, pero ningún país en el mundo, se ha desarrollado sin electricidad”

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios