#OPINIÓN Se busca un emprendedor: Creando un año extraordinario (Parte II) #5Mar

Italo Olivo | Diseño: Jéssica Oshiro |

“Quiero descubrir cómo puedo ayudar realmente a las personas que no reciben ayuda. ¿Cómo las educó? ¿Cómo los armó? ¿ Cómo los liberó?”

Tony Robbins.

Tony Robbins, nació en el norte de Hollywood, California.Tuvo una infancia tumultuosa y abusiva. En la Navidad, durante su último año de liceo, su madre, una mujer adicta a sustancias nocivas, patio a su último padre fuera de la casa y luego persiguió al joven Robbins fuera de la misma con un cuchillo afilado. Robbins consiguió un trabajo como conserje y se quedó en el cuarto de la lavandería por un par de semanas, hasta que consiguió un lugar donde quedarse.

Ahora bien, él señala que lo que cambió en el, es que se dio cuenta que estaba tan deprimido, tan triste y se sentía incierto y temeroso, en realidad nada servía. Fue entonces cuando se dio cuenta que tenía que transformar su mente. En ese momento al leer el libro “ La magia de creer “ de Claude Bristol, cambió totalmente su percepción.

Fortalecer la mente es crucial, pero es igualmente importante fortalecer nuestro cuerpo, señala Robbins.

Corran. Vayan y levanten algo realmente pesado, hagan una caminata larga, recalca Robbins.

Cada día por ejemplo, Tony Robbins comienza su mañana sumergido en una piscina con el agua a 13 grados centígrados. Y si él no está en su casa, el salta en un río cercano o camina en la nieve.

Él no hace eso porque es algo divertido, dice riéndose. “ Yo no hago eso porque yo quiero hacerlo; yo lo hago porque estoy entrenando mi cuerpo, para que cuando yo diga vamos, entonces nosotros vamos.

Robbins recalca, que preparar nuestro físico, permitirá a su vez construir el escenario para el cambio que deseamos ver, mental y emocionalmente.

Definitivamente, Tony Robbins sostiene que “ vamos a estar deprimidos si dejamos caer nuestros hombros, nuestra cabeza, si hablamos lentamente y pensamos sobre lo que nos da miedo. Pero si van por una carrera intensa, música a todo volumen, el corazón bombeando con fuerza; entonces nuestro cuerpo y nuestra mente, ambos se energizan y se aclaran con el fin de estar preparados para una mejor focalización en lo que queremos.

Italo Olivo

www.iolivo.com

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios