#BIOGRAFÍA | Iván Mikolji: El agua y la flora de Venezuela #6Mar

Fototeca de Barquisimeto |

Iván Mikolji nación  en Caracas, Venezuela en 1972. Entre las urbanizaciones Macaracuay en la capital, y El Trigal en Valencia transcurrió su niñez. Su padre Zvonimir Mikolji Yanecovich, nacido en Zagreb, Croacia en 1919, se graduó de ingeniero químico en Austria y llegó a Venezuela hacia 1950.

Durante varias décadas trabajó en Pinturas Montana, empresa del industrial y filántropo Hans Neumann. En esta compañía desarrolló una vasta experiencia en la fabricación de pinturas de uso industrial, residencial y artístico, convirtiéndose en un referencial del riguroso trabajo que destacó a Montana.

Su madre Ramona Corrales nacida en Nicaragua en 1931, provenía de una familia de agricultores a quien el azar favorecería. De esta unión nace Ivan Dalmar Mikolji.

Sus padres encomendaron su educación al prestigioso Colegio Internacional, el cual contaba con sedes en ambas ciudades y facilitaba el constante desplazamiento de la familia por cuestiones laborales, entre Caracas y Valencia.

Iván a temprana edad desarrolló un particular interés por la ciencia y los ambientes naturales. Inducido por un empleado de su familia conoció la vastedad del llano y ocurrió su primer encuentro con un ambiente prístino y desconocido que lo sedujo. Así conoció la noche y aprendió a distinguir sus habitantes por el brillo de los ojos. Estas aventuras entre Valle de la Pascua, El Sombrero y El Corozo, marcaron de forma determinante su destino.

Tanta cercanía desarrolló con estos espacios que mantuvo por varios años un comercio de especies acuáticas con fines ornamentales. De allí comenzaría su cercanía con la fotografía de una manera pragmática, que paradójicamente lo acercó al campo científico y tal cual ocurrió en su juventud con la seducción que sobre él ejerció el llano; desarrollaría con la fotografía un discurso metódico, riguroso y particularísimo, cuyos protagonistas son peces, flores, esteros, ríos; la geografía y el paisaje circundante.

La visión de Iván Mikolji de la cosmografía, se emparenta con el asombro que en su momento despertó el paisaje y las especies en naturalistas de siglos pasados. La obra de Mikolji apuesta por la ciencia. Prueba de ello lo constituyen sin duda, las numerosas publicaciones que contienen fotografías y escritos de su autoría. Libros que se engalanan con sus registros. Prácticas y pasantías en reputados centros de estudios y con connotados investigadores.

Sus videos gozan de una enorme audiencia a través de las redes y el movimiento Wild Aquariums, del cual es fundador, relanza la pertinencia de preservar los ecosistemas del paraíso natural, que singulariza esta región del mundo. Su obra expuesta en galerías y espacios culturales, permite mostrar el depurado refinamiento que sus fotografías han adquirido como expresión plástica.

Si quisiéramos indagar en antecedentes del trabajo que Mikolji realiza, no dudaría en emparentarlo con investigaciones realizadas por Charles Brewer-Carías sobre el paisaje del Escudo Guayanés, aún cuando la obra de Karl Weidmann y Sir David Attenborough, hayan ejercido mayor influencia en su obra. Sin embargo sus fotografías son una expresión personalísima de un autor que despunta en el universo fotográfico de la nación y que constituyen una referencia de la ciencia y el arte.

Actualmente, presenta dos exposiciones en Barquisimeto: una en la galería Rafael Monasterios de la UCLA, titulada “Reflejos Acuáticos” y otra en la Fototeca de Barquisimeto “Orquídeas de Venezuela”. Visítelas, disfrute la creación de un referente de la fotografía contemporánea de Venezuela.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios