#OPINIÓN Reflexión en positivo: Se puede vivir de muchos modos, pero hay modos que no se deja vivir #25Abr

José Gerardo Mendoza | Ilustración: Victoria Peña |

Aunque se vislumbra el momento pronto podemos salir de esta pesadilla, aun nuestras preocupación aumentan más al ver cada día nuestro país en franco deterioro en todos los sentidos y sus autores no dan señales de rectificar por esas mentes obtusa que se cierran en ideas nada beneficiosas para nadie, ni para la historia, este es el clamor y a voz populi del noventa y dos por ciento del venezolano o esta es la voz de casi una nación completa que cada día va mas revolcada a la derrota sin poder hacer valer sus derechos a desarrollar su creatividad, pensamiento de acción y libertad de trabajo; desarrollo de capacidad y anulación del progreso lo que falta también es ser convertido en esnuco pero no dudemos que esto también puede estar en el plan que ojala no allá tiempo y dios nos proteja de que este desastre se prolongue y nos libre para siempre de tantas maldades y daños que hemos recibidos.

La pregunta que nos hacemos todos los que amamos nuestro país con dolor y angustias para darle fe a mi patria, pido por todos alrededor y no te encuentro, donde esta aquel progreso de términos 20 años atrás que hoy vemos puras ruinas y más ruinas, tristeza, apatía, hundimientos, como si cerraron todos y le decretan el no a los creativos y el progreso y las buenas relaciones con el mundo de la abundancia, como que piensan que el venezolanos tiene muchos deseos de vivir en dificultad y sacrificio, sabemos que se puede vivir de muchos modos, pero hay modos que no se dejan vivir y ese es el error en que estamos en nuestro país convertidos en este momento en un avernos.

Hasta el momento este artículo no ha sido nada positivo, como siempre deseo que sea aparte que así les gusta a mis lectores, pero terrible angustia que hoy nos acaba la pluma se va su propia voluntad y se hacen solidarias con la expresión del sentimiento del alto porcentaje del venezolanos que aspiramos una vida mejor o nos devuelvan nuestra identidad atropellado con el más cruel de las bajas así como la aspiración de que esté sistema se den cuenta de los graves errores que nos llevaron a este rotundo atraso y se den cuenta de que estos 20 años  ha sido todo malo, terriblemente un fracaso y por tal el alto rechazo producto de la cosecha que sembraron; hay que pensar y cuidar lo que se tiene y no en lo que no se tiene, hoy tenemos un país en franca caída nuestro aporte cada día de parte de todos para su pronta recuperación de parte de todos sin discriminación es nuestra responsabilidad así sea pagando pecados ajenos pero nuestra madre patria hoy dolorida y herida por sus propios hijos deben ser pioneros y de buena voluntad en su propia recuperación que ojala se den cuenta de sus malas acciones, y sean dignos del perdón por aquello de que el pecador deja de hacer el mal y empieza hacer el bien se convierte en santo, y sean bienvenido al mundo de los constructores y disfrutar de lo que es un país próspero y muy separado de la parte oscura de la gente noble; como ha sucedido lamentablemente que quienes no quiere sacar del pantano nos hunden más y quienes han leído la historia saben de quienes hablamos.

Total es verdad verdadera que aquí en el fondo de nuestro corazón lo que queremos es un país en paz, donde reine el amor, la paz y que viva el desarrollo el progreso y las virtudes que siempre nos han acompañado, y corremos por los momentos el riesgo que desaparezcan y todos convertidos en el presagio de Francisco de Miranda “ Bochinche y más Bochinche” , no por favor te lo suplicamos a nuestro creador que así no sea debemos rogar por que cese el hambre, que todos estemos bien alimentado, que cese la escases, que no mueran más gente por falta de medicinas  y recursos para adquirirla. Que todas las industrias, empresas desaparecidas venga un milagro y se multipliquen por billones, que se respete la propiedad privada, que la producción de alimentos hoy deprimidos y en estado terminal se multiplique a lo grande, que el rebaño de ganado hoy disminuido a su máxima expresión se multipliquen por billones, que hoy día de la resurrección  Jesús.

José Gerardo Mendoza

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios