Francisco Rodríguez: Se impone buscar sinergias entre competitividad y desarrollo sostenible #29May

Juan Bautista Salas | Foto: Archivo IMP |

La necesidad de buscar sinergias entre la competitividad y el desarrollo sostenible, propuso el economista jefe de Torino Economics, Francisco Rodríguez, durante su participación en el evento anual del Centro Regional del Sector Privado (CR/SP), realizado en Madrid, España.

El planteamiento fue hecho tras preguntarse  ¿Qué puede hacer el sector privado para promover los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas? , en el marco del evento internacional.

La inquietud es particularmente relevante en el contexto latinoamericano, en el que la falta de crecimiento económico limita la capacidad de generar aumentos sostenidos en los niveles de vida. Y si esto no ocurre, explicó Rodríguez, será más difícil para la región cumplir con los ODS. “En promedio, la economía latinoamericana ha crecido 0,7% en el período 2014-2018.

América Latina será la región en vías de desarrollo con menor tasa de crecimiento este año. Asia crecerá a 6,3% y África al 3,5% en 2019. América Latina está viviendo una época de estancamiento secular”, detalló Rodríguez durante su presentación en el evento.

 Si bien es cierto que el desempeño de la región se ve arrastrado a la baja por el caso excepcional de Venezuela, al excluir a la nación caribeña del análisis se obtiene que el crecimiento de América Latina sigue estando por debajo de otras regiones en desarrollo. “En parte, América Latina sufre de su enfermedad crónica: la alta dependencia de las materias primas y su mala capacidad para manejarla”, señaló el economista.

No obstante, las economías de la región son, también, heterogéneas. Argentina atraviesa un complejo y difícil ajuste fiscal bajo una presidencia impopular. “Navegar este proceso es complejo porque si el sector privado pierde la confianza en la moneda entonces el gobierno – en este caso el BCRA – tendrá que gastar recursos defendiéndola, y hay un límite a esos recursos”, indicó.

En Brasil, añadió, las reformas necesarias para enfrentar el grave problema fiscal se ven obstaculizados por el bajo capital político. En otras economías de Centroamérica y el Caribe, la dependencia en los commodities es menor y han logrado mantener un buen manejo fiscal, evitando una desaceleración tan pronunciada. No obstante, en México, “la pregunta de fondo es si tendremos cambios que llevarán a un deterioro en esos principios, o si el nuevo gobierno será capaz de mejorar la distribución sin afectar el crecimiento”, advirtió Rodríguez

El caso de Ecuador es distinto, apuntó Rodríguez, porque la concentración del político en el Ejecutivo, aunado a un pacto entre los distintos grupos de poder, ha permitido realizar ajustes necesarios para generar equilibrio macroeconómico tras el mal manejo del boom petrolero. Por último, el economista hizo mención del caso de Venezuela, al que se refirió como “la mayor contracción vista fuera de un conflicto armado”. “La crisis venezolana tiene su origen en reformas políticas a principios de siglo que llevaron a una fuerte concentración de poderes y creación de un sistema político donde el ganador se lo lleva todo. Por tanto, es un espejo en el que muchos otros países de la región podrán tener que verse, y ciertamente deberían imaginarse”, sostuvo.

Papel del sector privado

Luego de esta introducción sobre la situación económica latinoamericana, el economista enfatizó en el rol del sector privado en la promoción políticas y estrategias que faciliten el desarrollo sustentable del país en el que operan. En primer lugar, dijo, es necesario pensar en cómo apoyar la mejora en las políticas macroeconómicas y el restablecimiento del crecimiento. “Por ejemplo, muchas veces el sector privado se opone a las reformas tributarias necesarias para darle sostenibilidad a las cuentas fiscales”, indicó.

Pero tal vez más importante es, según el economista, “buscar sinergias entre la competitividad y las iniciativas de desarrollo sostenible”. Por ejemplo, los países que logren integrar a los inmigrantes a su fuerza de trabajo tendrán una mayor productividad y crecimiento. Esta estrategia cobra especial importancia en un momento en que el éxodo de venezolanos ha generado la mayor ola migratoria vista por la región.

Por último, sostuvo, existe un gran espacio para la cooperación del sector privado en la coordinación de la inversión sostenible, sin que necesariamente esto implique el Estado tenga que llevarla a cabo.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios