Enrique Planchart: Gobierno mantiene plan de destrucciones contra universidades autónomas #25Jun

Juan Bautista Salas | Foto: Archivo IMP |

La Universidad Simón Bolívar decidió, en medio de la peor crisis universitaria, salir del área de confort para pensar en cómo enfrentar la situación que tiene disminuidas las actividades académicas y administrativas, y poder responder al país en el momento en que se genere un cambio.

Así lo expresó el rector de la USB Enrique Planchart en el marco de la instalación de las Jornadas de reflexión del Departamento de Idiomas: Nuevas herramientas y experiencias pedagógicas en tiempos de crisis, que comenzaron este martes 25 de junio.

Planchart hizo referencia a que la crisis presupuestaria que enfrentan las universidades, y en particular la USB, ha hecho que funcionen a media marcha; y que en el caso de la Simón Bolívar, la ubicación de sus campus en Sartenejas y Camurí, la falta de transporte institucional y público ha producido una considerable disminución de la presencia de estudiantes, profesores, empleados y obreros.

A esta realidad se suma la falta de comedores, un beneficio que está suspendido debido a que el MEU asumió, desde hace varios años, la entrega de insumos a través de un convenio con la Fanb, pero que desde enero de 2019 no ha vuelto a hacerse efectivo el envío de proteínas, víveres, hortalizas, verduras y frutas.

“Todo esto es parte del plan de destrucción que mantiene el gobierno con las universidades autónomas del país, pues no reconocen a estas instituciones como fuente de conocimiento para generar riqueza, bienestar y desarrollo, y solo envía recursos para mantener unos sueldos de vergüenza que no se comparan con ningún país del tercer mundo”, dijo el Rector.

Planchart considera que son los uesebistas quienes deben asumir la reconstrucción de la institución y no esperar al día después, “sino mantener las funciones académicas, de investigación y extensión a través del mayor uso de la tecnología; lo que no significa convertir a la USB en una universidad virtual, sino usar la tecnología de manera más inteligente para minimizar el impacto de la crisis que impide la presencia prolongada de estudiantes y profesores”

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios