¡Alarmante! En 6 meses han cerrado 439 cajeros #3Jul

Pacifico Sanchez | Archivo IMP |

Apenas el 4 por ciento de los más de seis billones de bolívares están circulando en estos momentos y, en los primeros seis meses de este año han cerrado 439 cajeros.

El problema de la liquidez monetaria es grave, porque no hay casi efectivo circulando y la actividad bancaria se viene reduciendo considerablemente todos los días.

Al ser entrevistado por elimpulso.com,  el Dr. Orlando Zamora, analista financiero y exjefe del departamento de riesgos del Banco Central de Venezuela, indicó que apenas está circulando el cuatro por ciento de los 6 billones 500 mil bolívares de la masa monetaria.

El público, curiosamente, observa que las nuevas denominaciones del bolívar soberano  (diez mil, veinte mil y cincuenta mil bolívares) desde el punto físico parece haber sido hecho con un papel diferente al tradicional. 

Incluso, hay personas que comentan que el sudor de las manos afecta la coloración de los billetes. 

Una vez recibidos en el banco se aprecian que sus colores son muy pálidos, porque la Casa de la Moneda, donde fueron impresos, al parecer quiso ahorrar tinta. 

“Habría que probarlos con el tiempo para ver si son tan resistentes como los que antes habíamos conocido y utilizado.

Y se presume que fueron impresos en la Casa de la Moneda porque si recordamos una cadena de televisión de meses pasados, Nicolás Maduro mostraba que allí se estaban haciendo los billetes”.

No se puede olvidar que existe una deuda con una de las casas impresoras del exterior, porque tradicionalmente el papel moneda venía de los Estados Unidos y de Europa.

En cuanto a la circulación monetaria, el Dr. Zamora comenta que el Banco Central de Venezuela no está informando sobre el particular, aunque se sabe que están circulando seis billones quinientos millones de bolívares soberanos.  Pero de ese volumen, apenas el cuatro por ciento es efectivo.

El sector bancario tiene muchas dificultades para operar y, en consecuencia, en lo que va de año han sido cerrados 439 cajeros, que realmente no satisfacen a los usuarios, ya que por lo general proporcionan cantidades que oscilan entre los 3 mil y los 600 bolívares. Con ésta última cantidad ni siquiera se puede pagar un pasaje en un colectivo, ya que la tarifa establecida es de 700 bolívares.

Son muchos las entidades bancarias que no están haciendo completas las transferencias.

La crisis de la liquidez se ha agudizado porque los bancos están amarrados por los encajes tan altos impuestos por el Ejecutivo Nacional y es por ello que se han venido cerrando las agencias en todo el país y ya no se están otorgando tarjetas de crédito porque precisamente el crédito no está siendo solicitado por los clientes.

Generalmente, el efectivo es buscado para pagar el suministro de gasolina y los trabajadores de las estaciones de servicio lo que esperan es recibir una buena propina, porque el salario mínimo es irrisorio. 

Hemos llegado a la economía de miseria, que se patentiza en la venta de objetos usados, algunos  de extraña procedencia. “La gente, como fuente de ingresos, vende todo lo que sea comercializable, como ropa usada, aparatos eléctricos o cualquier otra cosa. Es lo que pasa en países que han sido afectados por guerra o eventos de la naturaleza, como se vio en Haití al ser devastado por  un terremoto; pero, ya ese país se está recuperando.

La situación en Venezuela se ha tornado tan desesperante que he visto por televisión cómo una señora de Guanare, estado Portuguesa, de 72 años, ha llegado al Perú buscando nueva vida”.

La banca en crisis

La situación de la moneda venezolana es preocupante por la pérdida de su valor y volvemos al asunto de los bancos ya que los analistas están viendo que se están debilitando las reservas bancarias. “Hay serios problemas de ingresos y se ven afectadas sus ganancias. Al no tener  salida, se produce despido de personal, cierre de agencias (más de cuatro mil en los últimos años) y reducción drástica en el otorgamiento de crèditos. El ochenta por ciento del personal percibe salario mínimo”.

El debilitamiento de los bancos afecta a la economía, porque está quedando un grupo pequeño que puede importar y exportar. Están desapareciendo los sectores que trabajan con crédito y es por esa razón los establecimientos están cerrando sus operaciones.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios